Suscríbase | Versión móvil | Última modificación: 20 de octubre de 2017 / 12:56 h. | Hemeroteca |

Desde 1998, el periódico decano de la prensa digital multimedia en Castilla-La Mancha

La libertad de Onofre

El proceso penal seguía su curso y Onofre temía por su vida, pues un delito muy grave había cometido y en manos de un procurador puso el futuro de los siguientes días. Aún tuvo la osadía de fingir y manipular cartas para el Corregidor que parecían proceder del Consejo. El procurador movió la correspondencia para que siguiera el camino falso pretendido. Onofre pagó gestión y favor tan…  »

Onofre en Valladolid

Bien hubiera querido Onofre quedarse en Salamanca, más aún con la casa repleta de animales, garantía para el comer, pero sus litigios con los teatinos podían reventar en su cara y llevarlo a la prisión, como poco, porque las galeras esperaban, siempre, galeotes bien encadenados. En vez de esperar, vendió las aves. Su avaricia le hizo poner en peligro el saco, sin embargo se notaba suficiente…  »

Onofre en Salamanca

La cena de un día para eso sólo servía, porque al siguiente había que repetir maniobra con que tapar la boca a su barriga. Se acercó a una tienda para pedir pan y uva, sin excesos, pues como poco le valía.  »

Onofre mintió para comer

Su estómago, austero en demasía, le mandó pergeñar una gran mentira para comer. La información privilegiada, rebozada de ingenio, si además hay gran perspectiva, supone una bendición de los cielos para quienes se conforman con poco, pero los pillos con pedigrí sabrán obtener enormes ventajas, como en estos tiempos de lo moderno, cuando en el siglo XXI se valora la exclusiva, el dato…  »

Onofre mordió a la estafadora

La mañana y su amo lo llevaron a la iglesia, como no podía ser de otro modo, para limpiar, pues iba a ser una de sus tareas. Al regreso, comieron, poco, pero comieron para vivir, austeridad donde la hubiera, moderación en contraposición al pecado de la gula, el demonio por la boca. Jugaron y entretuvieron sus horas como mejor pudieron, y así se cumplió el día: cenando. Pasó las jornadas…  »

El sabor de la venganza

Onofre, como en sus días, Lazarillo, devolvió mal con mal; degustó el sabor de la venganza, aunque en algún momento pudo haberse mostrado con desmesura, pero la compostura de la mujer, su mala boca, atizaba en cierto modo las ascuas del odio, conservado en tiempo y forma. A modo de descargo, en realidad Onofre no había atacado, simplemente decoró la escena para que la malvada mujer representara…  »

El Guitón Onofre. Archivo.

Honofre se presenta

El licenciado González escribió un manuscrito que los años y el mal cuidado fue produciendo lesiones, lo que dejará secuelas, rellenadas más tarde por eruditos con el acierto que su saber les dio a entender. Los quince capítulos que componen El Guitón Onofre no son más que una introducción al proyecto con vocación de continuidad redactando vivencias al modo y sentido del Lazarillo o Guzmán de…  »

Gregorio González, escritor. Archivo.

Buceando en El Guitón Honofre

Sumergidos en el mar de la picaresca española, conforme bajamos profundidad, podemos encontrar especies, menos conocidas, que atraen el interés por investigar. Está claro que no tiene mérito algunos bajar cierto número de metros, pues otros, mejor que un aprendiz como el que escribe, llegaron antes y más profundo, dotados de mayor talento para describir las virtudes o peculiaridades de relatos…  »

Últimas noticias