Suscríbase | Versión móvil | Última modificación: 19 de octubre de 2018 / 13:00 h. | Hemeroteca |

Desde 1998, el periódico decano de la prensa digital multimedia en Castilla-La Mancha

Ir a página:  « Anterior  1  2  3  4  5  6  Siguiente » 
Grabado de la novela de El Guzmán de Alfarache.

Guzmán, el mantenido

Se convirtió en un mantenido con soltura, pues disponía de monedas y joyas como nunca había tenido, lo que le permitía jugar y holgar sin mesura. El buen hombre, de tanto regalar, quedó tan pobre como al que regalos entregó. Hubo problemas legales, a los que Guzmán debía tener imán. Se vio frente a un juez, que le interrogó, pero al saber de su origen, Sevilla, y la familia de donde procedía,…  »

La segunda boda de Guzmán

Guzmán reconocía que el matrimonio y los negocios con el suegro lo tornaron a pobre, pues no disponía de capital con la soltura que vino de Italia. La mujer gastaba más de lo que podía y la hacienda propia menguaba para recuperarse haciendo trampas. Alzaba bienes y se justificaba con mentiras bien armadas. Y no tenía más remedio que reconocer su mala vida y peor intención. Su peor enemigo, como…  »

Barcos - Navíos de línea antiguos. Imagen de archivo.

Esquivó el concurso de acreedores

En el puerto, con el sigilo y ayuda de su amigo, fue guardando equipajes en días de espera. Sayavedra preparó dos grandes baúles, que rellenó de piedra, para disimular en su aposento, de modo que nadie podría imaginar su fuga. Don Beltrán, su tío, picó en el anzuelo dejándole llevar otros dos baúles, que Guzmán dijo repletos de joyas, a su casa, donde más seguros habrían de estar. Hablaron del…  »

Guzmán regresa a Génova

Caminaron temerosos de la venganza del juego, pues faltó a una cita de honor. Mucho había ganado, con tretas, y no estaba en condiciones de arriesgar o confesar. En esta ocasión, como otras veces, había hurtado sin castigo, justa recompensa para cuando fue penado siendo inocente. Para esconder pensamientos, caminando con prisa, Guzmán le contó a su siervo lo que había vivido hasta que lo…  »

Guzmán y los corruptos

La negociación no valía, es más, había dejado al descubierto el botín para un chorizo, que se aprovechó de la información privilegiada de un supuesto amigo, valenciano, que se hizo pasar por natural de Sevilla. En Bolonia se conocía la historia de Alejandro y el dudoso origen de sus nuevas prendas. Guzmán tenía y debía requerir a la justicia para reclamar lo que era suyo. La respuesta no fue,…  »

Gúzman cambió ladrón por siervo

La víctima, como en otras tantas oportunidades, cuando se enfrentó al ladrón en el camino, se mostró generosa. Guzmán, experto en maldades mundanas, aceptó una simple disculpa solapando afrenta tan grave, más aún cuando el perdón se imploraba llorando. El compartir camino limó asperezas, aclaró dudas y debilidades, que él también había tenido. La ruta dio mucho que hablar y comprender. Más vale…  »

Guzmán alcanzó al ladrón

Nadie podría entender, y seguro que hay casos, la manipulación de pruebas para obtener la condena de un inocente. Pero tampoco, y es mucho más habitual, la interposición de trucos, testigos falsos o mentiras para salvar a un culpable. Y no estamos ya para aguantar fariseos del derecho, que anteponen su prestigio o interés personal a la justicia, esa entelequia que buscamos tantos, y que…  »

Vista de Siena.

Guzmán viaja a Siena

Abandonó Roma haciendo propósito de enmienda; borrón y cuenta nueva. El protagonista elucubraba en relación con engaños, estratagema perfecta cuando sale bien, herramienta que sirve para obtener dineros ajenos entregados de buen grado, al menos hasta que se averigua la trampa. Así le tendió el ardid un español, que dijo ser de Sevilla, aunque luego pareció ser valenciano, que aprovechando los…  »

Grabado de la novela de El Guzmán de Alfarache.

Guzmán prospera en Italia

La segunda parte de biografía tan particular nos deja a Guzmanillo sirviendo al embajador de Francia, que delegó confianza en ese joven despierto y astuto, que le servía para todo tipo de cosas, entre ellas tratar adecuadamente a los huéspedes que eran bien o mal recibidos, según se diera el caso. Porque el embajador era hombre poderoso con recursos e influencias, que no regateaba un plato a…  »

Miguel de Cervantes Saavedra

La amenaza del plagio

Mateo Alemán fue muy leído y traducido, aunque, después de muchos años, se quedó corto respecto al éxito de su contemporáneo, que también lo leyó, pues todos los que sabían se leían: Don Miguel de Cervantes. Buenos dineros reportaba la escritura, si se vendía, pues permitía vivir con respaldo y respeto. Si era de la corte, mucho mejor, pues se entraba en una especie de empresa pública que…  »

Ir a página:  « Anterior  1  2  3  4  5  6  Siguiente » 
Últimas noticias