La imagen de la Plaza de Toros de Albacete llega (y llegará) a cada rincón del mundo… en forma de sello. Exactamente 210.000 fueron los ejemplares que se comenzaron a emitir el pasado octubre y que se podrán adquirir hasta el 31 de diciembre de 2019. ‘Broche de oro’ para un año marcado, sin duda, por el primer Centenario de la Plaza de Toros de Albacete, efeméride que rubrica, con este sello propio, un gran año con ella como protagonista tal y como ha resaltado el primer edil de la ciudad, .

Manuel Serrano destaca que este sello es “el epílogo de un año intenso” en torno a la celebración del primer Centenario de la Plaza de Toros de Albacete

“Ha sido un año intenso para Albacete y muy productivo, que se recoge en el sello que hoy nos convoca, dedicado al sueño que Carrilero recogió en una acuarela y que se plasmó en nuestra Plaza de Toros y nuestra Feria Taurina (que tan dentro y tan en el corazón llevamos todos los albaceteños); ha sido un año también intenso en lo taurino: ha sido una gran Feria de Albacete en general, y taurina en particular; somos el espejo para el resto del panorama taurino nacional y un modelo a exportar en este año en el que nuestra Plaza de Toros cumple 100 años”, ha explicado Serrano.

El alcalde ha subrayado que éste es, de algún modo, “el epílogo” de un año intenso en torno al primer Centenario de la Plaza de Toros (con exposiciones, proyecciones, libros, décimos -de la ONCE y de la Lotería Nacional-, conferencias…) y, ahora, también con un sello que viene a unirse a los varios que Correos ha dedicado en su historia a la Tauromaquia y a los más de 30 que, desde el 1 de enero de 1950, ha emitido como diversos homenajes a distintas realidades de la provincia de Albacete.

Sellos que son puesta en valor de nuestro Patrimonio; de valores cívicos; y de España: “Cada sello de España lleva la palabra ‘Correos’, ‘Real Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre’, el año y una ‘ñ’: desde hace cuatro años hemos impuesto que cada sello español lleve la ‘ñ’, de modo que cualquier sello del mundo que la lleve ha sido emitido en España; también son un testimonio de agradecimiento y de hechos relevantes para la historia y los valores de España; en este caso, el Centenario de España, referente no sólo para los toros sino para la cultura de Albacete; el sello se emitió en octubre: 210.000 ejemplares con valor facial de 1’35 euros y sirve para enviar una carta a cualquier parte del mundo; estas tiradas son básicamente para los filatelistas, pero también se pueden comprar”, ha relatado .

La curiosa historia de la Plaza de Toros de Albacete que nos remonta a las Navidades de 1916, en Madrid…

Tal y como ha reseñado el propio presidente de Correos, “la filatelia es una ciencia que está presente en todo el mundo, donde hay más de 60 millones de filatélicos, cientos de miles de sociedades filatélicas, decenas de miles de publicaciones y millones de blogs que tienen que ver con ello”.

Ahora, también contarán a ese mundo la hermosa historia que se esconde tras la centenaria Plaza de Toros de Albacete: la de aquella Navidad de 1916 en la que una Comisión (formada por el entonces alcalde de la ciudad, don , y miembros de la recién formada Sociedad Taurina de Albacete) viajó para hacerle una proposición única al todavía joven estudiante , que aquellos días esperaba la nota final de carrera en la de la capital.

“El motivo de esta sorprendente visita no era, ni más ni menos, que el encargarle a un jovencísimo arquitecto, Julio Carrilero Prat, el proyecto de una nueva Plaza de Toros para su querida ciudad. Con un profundo sentimiento de asombro, orgullo y agradecimiento por este magnífico encargo profesional, no dudó en compartir este importante encargo en su vida con su compañero y amigo . Juntos llevaron a cabo, con la ilusión de la juventud, con talento y con eficacia un proyecto magnífico para nuestra Plaza de Toros”, ha relatado la nieta de Julio Carrilero Prat, Leonor Carrilero.

Un sueño, una acuarela, una Plaza… y un sello

El propio arquitecto pintó por aquel entonces dos acuarelas: la primera en 1916 (fecha del encargo), en la que plasmó un proyecto de mayor envergadura que el final: la Plaza tenía una planta más, mayor diámetro y mayor capacidad; la segunda acuarela (que llegó en 1917 y en la que representó el proyecto definitivo) es la que da imagen precisamente a este sello conmemorativo que, de alguna forma, no sólo pone en valor la obra, sino a quienes fueron sus creadores.

“Levantaron un edificio único, una joya arquitectónica, en apenas seis meses; un edificio que presenta la simbiosis perfecta con nuestra ciudad y que está encaminado como eje de Albacete a su Feria, y tiene ya un prestigio y un carácter internacional; es una de las Plazas de Toros más bonitas que hay en España, de estilo neo-modéjar, inspiradora de otros cosos en el ámbito nacional”, ha destacado la ministra de Defensa, Mª , que ha sido la encargada de cerrar el turno de intervenciones durante la presentación oficial de este sello.

Cospedal: “Los 41 palcos de la Plaza de Toros de Albacete, las 158 barreras, los 262 asientos de rellano y los tendidos de sol y sombra que acogen un aforo cercano a las 10.000 personas han sido, son y serán, testigos excepcionales de un edificio excepcional”

Tal y como ha reflejado la ministra, “Albacete es una ciudad de gran tradición taurina y, además, tierra de grandes toreros”, entre los que, enumerando prácticamente a todos ellos, ha tenido palabras de especial cariño al tristemente desaparecido , “que no sólo fue una gran figura del toreo que marcó una época en todo el mundo, sino que también fue Maestro de toreros y una excelente y maravillosa persona; con su enorme implicación (por ejemplo en las corridas de Asprona y el Cotolengo, y en muchas obras sociales a favor de aquellos que más lo necesitaban) lo recordaremos siempre, además de por su maestría con el toro”, ha subrayado.

Motivos que, entre muchos otros, han dado lugar a este reconocimiento en forma de sello al que sin lugar a dudas es para Albacete uno de sus emblemas: “Sus 41 palcos, 158 barreras, 262 asientos de rellano y los tendidos de sol y sombra que acogen un aforo cercano a las 10.000 personas han sido, son y serán, testigos excepcionales de un edificio excepcional”, ha concluido Cospedal.