La primera de ellas será este lunes en la localidad gaditana de El de Santa María —a las 18.30 horas en el salón de actos del Centro Cívico Augusto Tolón— y la segunda el jueves en —a las 18.00 horas en el Teatro Duque—, según ha informado Facua en una nota de prensa.

Los 24 establecimientos que la cadena mantenía por el territorio español han cerrado sus puertas, “dejando a decenas de miles de pacientes con tratamientos sin terminar”. Ante esta situación, la asociación ha creado una plataforma de afectados por los cierres e irregularidades que venían denunciado los usuarios y a la que los pacientes pueden unirse a través de www.facua.org/iDental.

Al cierre definitivo de los centros se añaden las “diversas irregularidades” que socios de Facua han señalado en sus reclamaciones, “como mala praxis, una defectuosa prestación de los servicios, la falta de atención adecuada y, en algunos casos, los aplazamientos y las anulaciones de citas”. Muchos de los damnificados indican que se han quedado con sus tratamientos interrumpidos o sin empezar, después de haber dado una cantidad de dinero directamente o previamente a través de una financiera.

La cadena mantenía 24 locales hasta mediados de abril, que han ido cerrando paulatinamente durante las pasadas semanas. Se trata de los establecimientos iDental de Albacete, —Alicante y Elche—, , Asturias —Gijón—, , —El Puerto de Santa María—, Castellón —Betxí—, , Girona, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, —Madrid y Rivas Vaciamadrid—, , —Cobatillas—, —Santa Marta de Tormes—, Santander, , Sevilla, —Valencia y Alfafar—, y .

Facua ha animado a los usuarios que hayan resultado afectados por los cierres que reclamen por los perjuicios causados. Estos pueden llamar al 688 954 954 o acudir a cualquiera de las oficinas de la asociación para asesorarse sobre sus derechos y unirse a los socios que ya están tramitando sus reclamaciones.

Además, la asociación también ha recordado a los afectados de iDental que tienen derecho a que se anule la financiación de sus tratamientos, si fueron contratados exclusivamente para ese fin, en el momento en que el servicio quede interrumpido, además de pedir la devolución del dinero.