La Fiscalía, en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, relata que los hechos ocurrieron sobre las 16.30 horas del 7 de agosto de 2018.

El acusado, tras coger del brazo por la fuerza a la víctima cuando paseaba por la calle, la introdujo en un trastero de un edificio de la ciudad de Albacete, donde la encerró con llave y, actuando con ánimo libidinoso, la agredió sexualmente a la vez que la inmovilizaba, sujetándola por las muñecas, sin hacer caso a las peticiones de la mujer, que le pidió que parara. Al acabar, abrió el trastero y la dejó marchar sangrando por los genitales.

A consecuencia de los hechos referidos, la víctima sufrió lesiones consistentes en fisuras, desgarros y hematomas en la zona genital y en los muslos.

La víctima tiene reconocido un grado total de minusvalía del 83,5 por ciento y presenta un retraso mental ligero y trastorno esquizotípico de la personalidad.

El Ministerio Fiscal formuló denuncia por los hechos relatados en fecha 9 de agosto de 2018, fecha desde la que el acusado se halla en prisión provisional por esta causa.