La convocatoria será aprobada en la reunión de la Junta de que tendrá lugar este jueves, 7 de noviembre, y la lista de resoluciones favorables y desfavorables podrá consultarse a partir del próximo viernes, en el tablón de anuncios electrónico de la página web municipal y en el propio , ha informado el Consistorio en nota de prensa.

Estas ayudas, tal y como expone la concejala de Atención a las Personas, Juani García, “se enmarcan dentro del Plan de Choque contra la Pobreza y la exclusión social y tienen como objetivo principal evitar situaciones de dificultad en el acceso o riesgo de pérdida de la vivienda habitual, para aquellas personas que se encuentran en situación o riesgo de exclusión social”.

Con respecto a la convocatoria del año pasado se han concedido 11 ayudas más y también crece el presupuesto de esta línea de ayudas, en cerca de 7.000 euros y se han incluido cuatro nuevos baremos, para garantizar la eficacia y equidad de estas ayudas.

Unos baremos que consisten en la ampliación del importe máximo del alquiler, que se amplía de 450 euros a 550; que aquellos solicitantes que perciban una Pensión No Contributiva puedan acceder a la convocatoria (5 solicitudes favorables) y del importe de la ayuda se descontará la cuantía de la pensión; las víctimas de violencia de género en lugar de ajustarse al requisito de que lo destinado al alquiler supere el 30% de los ingresos, este se rebaja a un 20% (4 solicitudes favorables); y una medida correctora para las personas que viven solas (36 solicitudes favorables).

Las solicitudes que se han resuelto de forma desfavorable se distribuyen entre aquellas que el alquiler no suponía al menos un 30% de los ingresos de la unidad familiar (18); solicitantes que ya percibían la ayuda al alquiler que concede la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (22); tener una vivienda en propiedad (2); y que el alquiler superaba los 550 euros mensuales (1).

También ha sido desfavorable en los casos en los que no aporta la documentación acreditativa (5); el importe mensual del alquiler se encuentra por debajo del mínimo establecido, que está fijado en 150 euros (4); el importe de la ayuda no habría superado los 150 euros distribuido en seis meses (5); y llevar menos de un año empadronado en la ciudad de Albacete (5).

A estas habría que añadir 23 solicitudes más que se han resuelto de forma desfavorable, porque los solicitantes se encontraban en situación de emergencia social y se les ha dirigido hacia líneas de ayuda específicas para hacer frente a estas situaciones.

Los solicitantes que deseen interponer una reclamación tienen un plazo de diez días, a partir del próximo viernes, 8 de noviembre; y los beneficiarios podrán justificar la prestación de la ayuda hasta el próximo 31 de diciembre, presentando al menos seis recibos de alquiler del año en curso.