El próximo 20 de enero finaliza el período de suscripción del seguro de explotaciones frutícolas en las opciones que cubren helada y los demás riesgos garantizados, módulos 1,2 y P.

Esta línea de seguro está incluida en el 40º Plan y corresponde con la cosecha de fruta 2020.

En esta campaña el seguro presenta una importante novedad para el cultivo de albaricoque en nuestra provincia . Desde este año las parcelas cultivadas por nuevas variedades con las que se está reconvirtiendo esta producción, si no tienen rendimiento histórico, se pueden asegurar a un mayor potencial de rendimiento.

La tabla anterior, que estaba en vigor desde 2002, ha sido mejorada para las nuevas variedades y prevé que en sucesivos años de cultivo los kg asegurados vayan aumentando.

Otra novedad destacable esta año es la revisión que se ha efectuado de la tabla de bonificados y recargados, esta modificación tiene por objeto reflejar la situación actual de cada explotación.

Campaña 2019

En la campaña 2019 se aseguraron en nuestra provincia 60.391 toneladas de fruta en 3.026 hectáreas de cultivo. La siniestralidad en el global de la línea fue muy elevada. Las heladas de los días 22,27 y 28 de marzo cogieron a la mayoría de las producciones en la fase de desarrollo de fruto cuajado -el estado fenológico de mayor sensibilidad al frío- y los daños fueron muy elevados en los términos municipales de Albacete, Albatana, Fuentealamo, Montealegre del Castillo, Ontur, Petrola y especialmente en y .

Se declararon siniestro en 1.610 Ha, en 1.172 parcelas de cultivo, y las indemnizaciones de la línea superaron los ocho millones de €, destacando los 6,756 millones de € en el cultivo de melocotón.

A pesar de esta elevada siniestralidad para la contratación de la cosecha 2020 no se ha subido la prima del seguro, y se ha prorrogado la prima comercial base fijada para el año anterior.

El , , a través de ENESA, colabora en el pago de las primas aportando una subvención que puede ascender al 75 % de la prima comercial base neta en el módulo 1, del 44 % en el módulo 2, del 28 % en el módulo P.

La contratación en el módulo 1, con una cobertura de todos los riesgos por explotación y con la subvención máxima a la contratación va ganando en importancia en esta línea, aunque el módulo 2 continua siendo el más usado por los agricultores.