Un total de 124 efectivos del en Emergencias (RAIEM) y el en Emergencias (BIEM1, con base en Torrejón de Ardoz, ) trabajan en el kilómetro 55 de la A-31, en torno a Almansa y La Gineta.

En la provincia de Valencia, más de un centenar se encuentran en Buñol y tratan de llegar a Requena para tratar de atender a los conductores atrapados por el corte de la A-3 en este tramo y llevarlas mantas, agua y comida.

El Gobierno amplía el dispositivo en la A-3 ante el corte de tráfico provocado por la nevada

El Gobierno ha ampliado durante la madrugada del viernes el dispositivo desplegado en la A-3 ante el corte de tráfico provocado por la intensa nevada que se registra desde la tarde de este jueves, según ha informado el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues.

Moragues ha señalado que se ha extendido a 179 el número de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y de la Guardia Civil, horas después de haber movilizado, además, un total de doce máquinas quitanieves para abrir paso y poder repartir mantas y comida.

La UME, por su parte, ha señalado que está colaborando en el reparto de “mantas y bebidas calientes para 2.000 personas”, en el que también ha participado Cruz Roja.

Desde la Unidad Militar de Emergencias han recomendado a todos los que hayan quedado atrapados por culpa de la nevada que permanezcan dentro de los vehículos, “arrancados y con la calefacción puesta”, previo paso de haber comprobado que “el tubo de escape esté libre”.

A última hora de la noche se convocó al Comité Ejecutivo de Coordinación de la Administración General del Estado ante el corte de la A-3, que quedó cortada entre Buñol y Utiel (desde los puntos kilométricos 310 al 280) para turismos y vehículos pesados ante la intensa nevada.

Ante esta situación, Cruz Roja, a petición del 112 Generalitat Valenciana, ha desplazado dos vehículos, dos todoterrenos y un microbús para apoyar a los conductores atrapados en sus vehículos en esta vía y para participar en el desalojo de los conductores entre Buñol y el límite con la provincia de Cuenca, según informa la organización humanitaria.

Además, la Autovía A-31, entre Madrid y Alicante, quedó cerrada al tráfico rodado a última hora de la noche entre los kilómetros 165 y 78, a la altura de Caudete (Albacete) y presentaba dificultad circulatoria del kilómetro 78 al 38, en Albacete.

También estaba interrumpida la circulación en la A-30, que une Albacete con Murcia y Cartagena, a la altura de Albacete (desde el kilómetro 0 al 88) y con problemas entre los kilómetros 0 y 30, a la altura de Atalaya del Cañavate.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha activado el METEOCAM —estrategia a activar para combatir los efectos del temporal— en las provincias de Cuenca y Albacete en fase de emergencia nivel 2, debido a las intensas nevadas que desde este jueves están cayendo en ambas provincias.

Este nivel de alerta por parte de la Administración autonómica se suma a la activación de fase de emergencia por parte de la Delegación del Gobierno en el caso de Albacete y preemergencia en la provincia de Cuenca.

Dentro de esta fase de emergencia activada para Albacete se atenderá a los afectados con información sobre la situación y las medidas que se están adoptando, así como con suministro de bebidas, alimentos o ropas de abrigo y el traslado a lugares de alojamiento o a hospitales por enfermedad mientras la situación se prolongue.

Delegación del Gobierno CLM levanta la recomendación de no circular por la A-30 y A-31 a su paso por Albacete

La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, a instancias de la Subdelegación del Gobierno en Albacete, ha levantado la recomendación realizada este jueves por la tarde de no circular por las autovías A-30 (Albacete-Murcia) y A-31 (La Roda-Alicante) a su paso por la provincia de Albacete debido al complicado estado que presentaban las mismas provocado por las intensas nevadas.

La Delegación del Gobierno recomienda, mediante un comunicado, que cuando se inicie un viaje se consulte con Dirección General de Tráfico o Guardia Civil y recuerda la importancia de circular con máxima precaución así como seguir las recomendaciones de Protección Civil y Emergencias.

La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, a instancias de la Subdelegación del Gobierno en Albacete, activó en la noche de este jueves la fase de emergencia en la provincia, en base a las inclemencias del tiempo y a las condiciones climatológicas adversas que se vienen produciendo en Albacete en forma de nevadas y bajas temperaturas.

Protección Civil y Emergencias recomienda a los ciudadanos que se protejan y extremen las precauciones ante los riesgos derivados de temperaturas extremas por frío, con especial atención a los colectivos más vulnerables. Aconseja estar informado a través de los medios de comunicación y seguir las recomendaciones.

Si es imprescindible viajar por carretera, los viajeros deben llevar cadenas o neumáticos de invierno, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo. Se deben informar de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender las recomendaciones de Tráfico.

Además, se recomienda revisar los neumáticos, anticongelante y frenos y tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina. Es útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

En el caso de que algún viajero quede atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, no debe intentar resolver la situación por sí mismo, hay que tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.

La CM-2109 y la CM-412 siguen cerradas al tráfico y al menos otras 15 precisan de cadenas para circular

Las fuertes nevadas caídas en las últimas horas han provocado numerosas incidencias en las carreteras de las provincias de Albacete y Cuenca. Las más afectadas, que se encuentran cerradas al tráfico, son la CM-2109 entre Narbonete y Mira, en Cuenca, y la CM-412 entre Montealegre del Castillo y Almansa, en Albacete.

Según informa la Dirección General de Tráfico y recoge Europa Press, cerca de una quincena de vías presentan circulación difícil, por lo que precisan del uso de cadenas y la circulación de vehículos articulados, camiones y autobuses está prohibida.

En la provincia de Albacete, presentan circulación difícil la AB-507 y la AB-5014, a su paso por Nerpio, la CM-3121, entre Villarrobledo y Barrax, la CM-3123 de Villarrobledo a Ossa de Montiel, la CM-3119 de Villarrobledo a Munera y la N-310 a la altura de Villrrobledo.

Mientras, en la provincia de Cuenca, presentan circulación difícil la N-420, entre Fuentes y Salvacañete, la CM-220 de Quintanar del Rey a Villar del Saz de Arcas, la CM-311 de Villanueva de la Jara a Graja de Iniesta, la CM-2106 entre Cañete y Valdemeca, la CM-215 de Boniches a Campillos-Paravientos, la N-330 en Talayuelas y Santa Cruz de Moya, así como la CM-2202 a la altura de Campillo de Altobuey.