El escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, recoge que el acusado, con antecedentes por delito de falsificación de documentos públicos, fue secretario-interventor del Ayuntamiento de Villaverde de Guadalimar (Albacete) desde el año 1983 hasta el mes de marzo de 2004 y del (Albacete) desde el año 1983 hasta el mes de febrero de 2007.

Antes de dejar esas responsabilidades, confeccionó nóminas a su nombre con datos que no correspondían a la realidad, afirma el Ministerio Fiscal.

Según el escrito, eran nóminas falseadas que posteriormente utilizó, con la finalidad de justificar una base de cotización superior a la real y de obtener una prestación mayor a la debida, ya que con ellas solicitó y fundamentó una demanda de incapacidad permanente absoluta, que interpuso en fecha 14 de septiembre de 2007 ante el Juzgado de lo Social de Albacete.

En fecha 21 de noviembre de 2008, el Juzgado de lo Social número 3 de Albacete, dictó sentencia, en la que, acogiéndose la demanda del acusado, y justificando la decisión en las nómicas (que había confeccionado el acusado), declaró su derecho a percibir la prestación de incapacidad permanente absoluta sobre una base reguladora mensual de 2.141,47 euros.

La decisión judicial declaró, además, la responsabilidad de los Ayuntamientos de Villaverde de Guadalimar y Cotillas en el abono de las diferencias derivadas de la base reguladora reconocida y la declarada probada en proporción a su respectiva responsabilidad en la infracotización.

El juicio se ha vuelto a señalar para este mes de diciembre, después de que tuviera fecha de celebración para el pasado octubre y quedara retrasado.