En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, la Fiscalía relata que los hechos ocurrieron en una discoteca de (Albacete), sobre las 6.00 horas del 23 de diciembre de 2017.

Los acusados discutieron con varias personas que estaban en una discoteca celebrando una cena de Navidad y comenzaron a propinar golpes a dos de ellos, en forma de patadas y puñetazos, teniendo que intervenir el portero de la discoteca para que cesara dicha agresión.

Como consecuencia de ello, uno de los agredidos sufrió lesiones consistentes en herida en mucosa labial inferior izquierda y policontusiones, de las que tardó en curar 20 días.

Más tarde, uno de los acusados cogió una botella de vidrio en el exterior de la discoteca que rompió contra un bolardo, accediendo nuevamente al local donde, con ánimo de atentar contra la vida de la otra persona a la que habían agredido y que hasta ese momento no había sufrido lesiones, le propinó un fuerte golpe en la cabeza. A continuación, con un arma punzante intentó agredirle en el pecho.

Como consecuencia de ello, sufrió herida incisa suturada con grapas en parietal izquierdo, herida incisa en dos dedos de la mano izquierda con sección parcial del extensor, herida dorso muñeca izquierda y requirió de sutura con grapas en cuello cabelludo y en dedo. Tardó en curar 149 días impeditivos, uno de ellos de hospitalización, siendo considerado por el médico forense como pérdida temporal de calidad de vida grave.

El procesado al que se le imputa el intento de homicidio ha estado privado de libertad por esta causa desde el día 30 de diciembre de 2017, fecha en que fue detenido.