Sobre este programa, el alcalde de la ciudad, , ha valorado que el verano de Albacete no sería lo mismo sin ‘Vacaciones en paz’, una iniciativa “más que consolidada”. Además, ha agradecido a las familias “su enorme generosidad y solidaridad para la sociedad albaceteña” y ha animado a los niños a “vivir experiencias inolvidables en Albacete, una ciudad abierta, hospitalaria y familiar, una ciudad de paz”, ha informado el Consistorio de Albacete en nota de prensa.

Por su parte, el vicealcalde de Albacete, , ha expresado su gratitud a la con el Sáhara, impulsora de esta iniciativa, y ha manifestado la disposición del Ayuntamiento a “seguir colaborando para garantizar que cada verano los niños puedan seguir viniendo a disfrutar de esta ciudad”.

Asimismo, la concejal de Atención a las Personas, Juani García, ha puesto en valor que por primera vez participan diez niños con alguna discapacidad provenientes del campamento de El Aaiún.

Los 73 niños que participan en ‘Vacaciones en Paz’ proceden de los campamentos saharauis instalados en el desierto de La Hamada (Sahara), en Tinduf (Argelia). Estos campamentos se convirtieron en el refugio del pueblo saharaui, cuando huyó de la ocupación marroquí en 1975.

El programa se concibió inicialmente para alejar a estos niños de la guerra que mantuvo la República Árabe Saharaui Democrática con Marruecos, cuyo alto el fuego se produjo en 1991, con el compromiso, aún pendiente, de celebración de un referéndum de autodeterminación. Durante la estancia de estos niños, en el Ayuntamiento de Albacete ondeará la bandera saharui.