De esta forma, según Sánchez, Serrano sufre una “miopía política” ya que pretende recuperar la merma en los ingresos de esta zona azul en los últimos siete años “a costa de los ciudadanos”, mientras el canon que la empresa —encargada del servicio— sube “cada año”.

En este sentido, la concejal socialista ha explicado que desde el 2011, Emisalba ha pasado de pagar 140.000 euros de canon al ayuntamiento por la gestión del aparcamiento regulado, a más de 630.000 euros, con una diferencia por tanto de medio millón de euros, mientras sus ingresos caen —alrededor de un 2 por ciento en la zona azul, y también en el número de viajeros en los autobuses—.

“Paradójicamente cuanto peor van las cuentas de Emisalba mejor es el rendimiento económico para el Ayuntamiento”, ha asegurado la edil por lo que “independientemente de quien ostente desde el PP el bastón de mando, solo piensan en hacer caja”.

Según ha explicado, desde Emisalba se habría mandado a los trabajadores un escrito exigiendo que cumplan la normativa reguladora sin excepciones y sin “flexibilidad el artículo 17 de la ordenanza para estacionar en la vía pública”.

“La sensibilidad del alcalde y la miopía política que tiene se pone de manifiesto con estas actuaciones”, ha finalizado la edil, que no obstante ha precisado no pedir que se incumpla la norma “porque está para acatarla”.