El escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha accedido , relata que los hechos sucedieron en una discoteca de Albacete, a las 7.23 horas del 7 de junio de 2014.

Los hermanos y denunciantes en esta causa, acudieron a la discoteca y uno de ellos entró en el aseo cuando varias personas, entre ellas el acusado, con antecedentes por delito de lesiones, le dijeron que tenía que salir de los servicios.

La víctima entonces les contestó que él tenía tanto derecho como ellos a entrar y permanecer en el urinario y en ese momento comenzaron a darle puñetazos repetidamente.

A causa de los golpes, el agredido sufrió contusiones en las regiones nasal y frontal así como una herida incisocontusa en la región supralabial izquierda, que necesitaron, además de una primera asistencia facultativa, cura y sutura de la herida, y tardó en curar 15 días.

Al lesionado le quedó una secuela consistente en una cicatriz en el labio, que produce un perjuicio estético ligero.

Seguidamente entró en el urinario su hermano, al que también dieron puñetazos personas desconocidas.