El escrito de acusación, al que ha tenido acceso , recoge que el acusado, mayor de edad y sin antecedentes computables, aprovechando la confianza que había generado una relación comercial previa, estafó a una cooperativa (Albacete).

El procesado acaparó durante el año 2007 sucesivas partidas de almendras por importe de 556.818,01 euros, y para hacer frente a su pago hizo entrega de 20 pagarés y cinco cheques.

Unos documentos que, aunque tenían fechas de vencimiento entre noviembre de 2007 y marzo de 2008, no se pudieron cobrar porque el acusado los entregó a sabiendas de la falta de fondos disponibles para hacer frente a los créditos.