El escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, refleja que los hechos ocurrieron sobre las 19.45 horas del 4 de junio de 2009, cuando agentes de la Guardia Civil que estaban haciendo un control en la A-30, punto kilométrico 45 (término municipal de Tobarra), dieron el alto al coche en el que viajaban los acusados.

Cuando los agentes procedieron al registro del vehículo, descubrieron en un compartimento del suelo, ubicado en la parte trasera derecha, detrás del asiento del acompañante del conductor, dos paquetes de una sustancia prensada de color marrón, que una vez analizada resultó ser polvo prensado de sannabis sativa.

La droga hallada tenía una pureza del 4,1 por ciento, un peso de 916,75 gramos y un valor en el mercado ilícito de 4.784,31 euros.

Las referidas sustancias las poseían los acusados con la finalidad de distribuirlas posterior e indiscriminadamente, con intención de obtener un beneficio patrimonial ilícito.