Según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía, los hechos ocurrieron en Albacete, entre las 11.15 horas y las 12.00 horas del 24 de septiembre de 2013.

Los tres acusados se dirigieron a una vivienda de la capital y, tras romper el bombín de la cerradura metiendo un tornillo, pasaron a su interior, para registrarla y seleccionar las cosas que deseaban sustraer.

De esta forma, cogieron numerosos objetos, entre ellos, dice el escrito, “bastantes joyas, una mantilla, un tensiómetro, una colección de billetes antiguos y otra de monedas antiguas y un ordenador portátil, además de 6.500 euros en metálico, y se fueron.

Con la autorización judicial de 24 de octubre de 2013, dictada por el Juzgado de Instrucción número 3 de , agentes del Cuerpo Nacional de Policía entraron en el domicilio de los acusados, en la localidad murciana de El Palmar, y allí encontraron y recuperaron numerosos de esos efectos.