Según ha informado el Ejército del Aire en nota de prensa, se trata de una “excelente oportunidad” de instrucción y adiestramiento que permite una evaluación conjunta de las capacidades de los tres aviones, dos de fabricación norteamericana y uno europea, en un entorno táctico exigente.

En esta actividad, además de los citados ejercicios de instrucción y adiestramiento, tendrán lugar distintas conferencias a cargo de representantes de ambas fuerzas aéreas.