La , AGESAM, integrada en FEDA, ha celebrado su primera reunión con la recién nombrada directora general de Economía Circular dentro de la Viceconsejería de Medio de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, , con una conclusión conjunta: todavía queda mucho que hacer para salir de una economía lineal hacia una Circular.

En el ámbito de gestión de residuos, donde se engloban las 34 empresas de Albacete que conforman AGESAM, el trabajo por hacer todavía resulta más evidente teniendo en cuenta que la legislación actualmente vigente no facilita un trámite tan sencillo como la reutilización o la valorización de los residuos que llegan a las plantas de tratamiento.

A pesar de que ya lanzó en diciembre de 2015 su Plan de Acción para una economía circular en Europa, todavía se trabaja en España para que aterricen las acciones y sea publicada una Ley de Economía Circular de Castilla-La Mancha que está en fase de proyecto.

Algunas de las posibles colaboraciones que se plantearon durante la reunión con la Junta Directiva de AGESAM, presidida por Lalo , fueron la participación de la Asociación en el diseño de los planes de actuación que afecten al sector sobre todo en la que concierne a la línea de “Reciclar, reparar e incorporar. Fomentar la recuperación y reutilización del conjunto de los residuos. Reciclar los materiales y los recursos. Reparar aquellos bienes que sean susceptibles de ser reincorporados al mercado. Incorporar al sistema productos y recursos mediante la trasformación de los residuos”.

Asimismo, AGESAM solicitó colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para poder organizar jornadas de divulgación dirigidas a los propios productores de residuos, para que se pueda informar sobre las pautas para facilitar la reducción y separación en origen, así como las obligaciones de los productores que cada vez se refuerzan más a través de campañas de concienciación y sensibilización.

AGESAM lleva más de 12 años fomentando la cultura del reciclaje y luchando porque las empresas dedicadas a la gestión de los residuos dejen de verse como “empresas que tratan de enriquecerse con los residuos” para convertirse en empresas de servicios que ofrecen una gestión necesaria tanto para la economía como para el medio ambiente.