La acción, realizada por personal voluntario de Aguas de , se enmarca en el proyecto de ciencia ciudadana BiObserva, puesto en marcha en 2017. Con casi dos años de existencia, los voluntarios de Aguas de Albacete que participan en BiObserva han realizado más de 300 observaciones de 45 especies distintas de aves, entre ellas, la Tórtola Europea, que se encuentra gravemente amenazada.

BiObserva es un proyecto de ciencia ciudadana, pionero e innovador, impulsado por Aguas de Albacete, donde el personal voluntario son los propios trabajadores y trabajadoras que durante el año realizan observaciones de aves en sus centros de trabajo. Enmarcado en los actos de celebración del Día Mundial de la Educación Ambiental, se realizaba el censo de invierno en las instalaciones de la Estación de Tratamiento de Agua Potable y en la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Albacete.

El proyecto de voluntariado corporativo consta de dos fases, en la primera, el personal voluntario recoge datos de observación de aves, para en una segunda fase realizar un estudio más completo.

El programa de voluntariado ambiental BiObserva implica al personal de las instalaciones en la conservación de la biodiversidad local, empezando por el entorno natural de los centros que gestiona Aguas de Albacete. La web de BiObserva https://www.biobserva.com/aguasdealbacete recoge los datos de las observaciones y permite hacer consultas personalizadas. Este proyecto tiene múltiples beneficios: conocimiento del propio entorno por parte de los empleados, información para implantar acciones de biodiversidad, y puesta en marcha de medidas de estudio ambiental como las cajas nido o el anillamiento de aves.

BiObserva implica al personal de las instalaciones de Aguas de Albacete en la conservación de la biodiversidad local, empezando por el entorno natural de la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Albacete (ETAP) y de la Estación Depuradora de Albacete (EDAR).