se ha realizado respetando las tres premisas que se fijaron en el acuerdo alcanzado por las partes y que son garantizar la calidad del agua de abastecimiento humano en Aguas Nuevas, a la par que se optimizaba el sistema, con un importante minimización de las fugas, y un ahorro considerable para las economías de las familias que viven en esta población, según ha informado en nota de prensa el Consistorio.

Además, según han coincido ambos ediles, esta infraestructura llega en “un momento propicio”, en una coyuntura de sequía, por lo que medioambientalmente es “más sostenible, pues supondrá un importante ahorro de agua reduciendo considerablemente las fugas en el sistema de abastecimiento”.