La nueva etapa del Alba, liderada por Enrique Martín, ha arrancado en casa, al medio día de este domingo 8 de octubre, frente al Lorca, apenas cinco meses después de aquel partido frente a los lorquinos con malos recuerdos para los blancos pero, hoy ya, con ambos conjuntos en la Liga 1-2-3.

Buena presión inicial del Alba, bien colocado sobre el verde y forzando el primer saque de esquina apenas a 2 minutos del comienzo.

Susaeta la puso donde quiso en el lanzamiento de falta que, en el 6’, que supuso el 1-0 para el Alba

En el minuto 6’ Susaeta ponía el balón donde quiso en el lanzamiento de la primera falta botada a favor de los nuestros, cercana y al borde del pico derecho del área de Dorronsoro, que no pudo hacer nada para evitar el 1-0 en el marcador para los locales.

El Alba manejaba el juego desde el comienzo del encuentro, con un fútbol más directo del que le venía siendo habitual, y con la ‘tranquilidad’ (relativa) que siempre da la ventaja en el tanteador.

En el 22’, Susaeta probaba fortuna nuevamente botando otra falta casi en el mismo punto que la que significó el 1-0 pero, esta vez, el balón salió por encima del larguero de la meta de Dorronsoro. Inmediatamente después, el Lorca sorprendía con un contragolpe que pillaba a buena parte de los blancos fuera de sus posiciones: los visitantes llegaron al área defendida por Nadal, que repelía el tiro y desbarataba una jugada peligrosa para los intereses del Alba.

En el 25’ exacto, Bittolo veía adelantado a Dorronsoro e intentaba sorprenderle con un gran tiro al que ‘el gato’ respondió con sus famosos reflejos, desviando el esférico a córner.

En el 26’ volvía a la carga de nuevo el Alba con una combinación desde la izquierda entre Bittolo y Espíndola que plantaba a éste frente a Dorronsoro que, nuevamente, respondía rápidamente echando el balón fuera de banda.

Los minutos seguían transcurriendo, con el Alba muy bien asentado en defensa y controlando la situación al verse por delante en el marcador con un resultado que se iba antojando corto con el paso del tiempo y a tenor de las oportunidades y la intensidad (quizá, la palabra clave) de los blancos. Sintonía con la que llegaba el tiempo de descanso.

Las penas máximas, protagonistas del tramo final de partido: empate del Lorca y victoria final para el Alba, con ‘san Tomeu’ irrumpiendo en escena

La segunda mitad arrancaba con un único cambio en las filas del Lorca F.C.: el capitán, Peña, cedía su sitio a Adán Gurdiel.

Precisamente fueron los visitantes los que saltaron más metidos que en el primer periodo, aprovechando un arranque más indeciso del Alba en esta segunda mitad, pero sin demasiado peligro.

Chus Herrero, tocado, dejaba su puesto a Gaffoor en el 57’, recibido con aplausos con un Belmonte que le mostraba así todo su apoyo tras el error que significó el autogol que supuso el comienzo del declive del Alba en el partido anterior, frente al Numancia, que acabó con la posterior destitución del ya ex técnico blanco, José Manuel Aira.

Tomaban, de nuevo, los locales poco a poco el timón del juego, y la grada arrancaba con sus primeros gritos de ‘¡Alba, Alba!’. No obstante, en el 61’, Dani Ojeda tenía para el Lorca la que, probablemente, era la mejor ocasión de los suyos hasta el momento, pero no supo aprovechar el balón muerto que remataba desde el borde del área chica y que salía rozando el poste izquierdo defendido por Tomeu Nadal.

Dani Ojeda era, precisamente, el siguiente cambio del Lorca F.C.; entraba, en su lugar, Merentiel; y también el Alba movía el banquillo con César de la Hoz entrando en lugar de Espíndola.

César de la Hoz intentaba sorprender en el 66’ con un tiro lejano más allá de la frontal del área que Dorronsoro desviaba a córner. En el 77’, el Lorca F.C. se acercaba con cierto peligro al área de Tomeu, incluso materializaba un gol que no subió al marcador por claro fuera de juego.

Nuevo cambio simultáneo en ambos conjuntos: Susaeta dejaba su puesto a Quim Araújo en el Alba; en el Lorca, Carlos Martínez entraba por Javi Muñoz.

En el minuto 82’, penalti de Carlos Delgado a Noguera a favor del Lorca F.C. que se encargó de materializar Eugeni, que ponía el empate en el marcador, un peligro en el que el Alba se venía moviendo durante todo el encuentro sin ser capaz de hacer efectiva alguna de las múltiples ocasiones que iba protagonizando.

Apenas tres minutos después, en el 85’, el árbitro pitaba de nuevo pena máxima, esta vez, a favor del Alba tras la caída en el área de Zozulia. Dani Rodríguez asumía la responsabilidad de lanzarlo, a la derecha del meta Dorronsoro, engañándolo y transformándolo en el 2-1 para los nuestros.

Pero aún habría tiempo para un nuevo penalti, en el 92’ por mano de Zozulia dentro del área rival. Y ‘san Tomeu’, que volvía merecidamente a la titularidad, paraba el tiro de Eugeni al filo del fin del partido del que se consagraba como gran protagonista.

El graderío disfrutaba como nunca del tramo final de un encuentro que, tras 4’ de añadido, llegaba al pitido final vibrante y con la victoria que el Alba y su afición tanto necesitaban.

Curro Torres (técnico del Lorca F.C.): “Hemos merecido, como mínimo, el empate”

Tras el final del partido, era tiempo de las valoraciones de los técnicos en sala de prensa. El primero en comparecer ha sido el entrenador del Lorca F.C., Curro Torres, que se ha expresado así sobre lo sucedido:

“No hemos tenido nuestro mejor día, sobre todo en la primera parte; ha sido un partido con mucha intensidad y muchos balones divididos y ellos con poco nos hacían algo de peligro; en la segunda parte hemos dominado más nosotros y luego… han sido circunstancias del partido”.

“Creo que al menos hemos merecido el empate por lo que hemos hecho pero el resultado es el que es… Hemos cometido errores sencillos y que quizás nos han ido desarmando en la primera parte; en la segunda parte lo hemos hecho mejor y ellos se han ido replegando más; nos hemos merecido, como mínimo, el empate”.

“Con poco nos han hecho dos goles… hay que seguir trabajando por la misma línea y, a partir de ahí, mejoraremos en todos los aspectos”, ha concluido.

Enrique Martín (técnico del Albacete Balompié): “El 747 del Alba acaba de despegar en este aeropuerto, ya veremos dónde nos lleva…”

Turno, después, para que Quique Martín ofreciese también su visión sobre el que ha sido su primer encuentro al frente del Alba, que ha valorado así:

“Victoria muy agónica que creo que el equipo se ha merecido; no hemos tenido tanta posesión como el Lorca, pero sí ocasiones claras; esto es la Segunda División: hay que pelear y ser insistente; es la dinámica que tenemos que seguir y, poco a poco, iremos para arriba seguro”.

“El primer penalti que hemos hecho ha sido claro (lo he visto de cerca) y el segundo que nos han pitado en contra no lo he visto… y el que nos han pitado a favor también lo he visto claro; al final es el acierto el que decide; lo demás es todo muy igual… ésta es la Segunda División”.

“Con el 2-1 he pensado en la gente que ha venido, en el esfuerzo que han hecho mis jugadores… he dicho Dios tiene que ser justo con esta buena gente, creo que nos lo merecemos… y afortunadamente ha escuchado”.

“He mirado el último lanzamiento del penalti que han hecho ellos, yo ya estaba satisfecho con el trabajo del equipo y un chute emocional como éste debe ser el inicio de un vuelo: el 747 del Alba acaba de despegar en este aeropuerto, ya veremos a ver dónde nos lleva…”.

“Yo estoy en un momento en el que me tengo que dejar la vida por esta gente que ha llamado a mi puerta, por esta gente de Albacete, por este recibimiento… se lo tenemos que devolver con muchos y buenos resultados; ha sido muy bonito cuando han animado al equipo los aficionados… ha sido sensacional y poco a poco tenemos que ir devolviendo ese agradecimiento a base de triunfos; habrá momentos más brillantes y otros menos… pero lo que importa es ganar, ganar y ganar”.

“Los porteros sólo tienen que hacer una cosa muy fácil: parar los balones que van entre los tres palitos, y Tomeu ha hecho hoy lo que tiene que hacer, ha sido fundamental como otros muchos; tenemos dos porteros magníficos y tenemos que exprimirles hasta la última gota como a todos los jugadores”.

“A Pamplona vamos a ir desinhibidos totalmente y vamos a disfrutar y a intentar sumar puntos”.

“A mí me gusta la posesión pero no me gusta la obsesión por la posesión; manejar por manejar no me convence; no siempre quien controla la pelota gana”, ha zanjado.