Sin descanso. Ni un segundo de respiro. Así fue uno de los encuentros más intensos y vibrantes en las que ha estado involucrado el Albacete esta temporada. Desde el inicio hasta el final, el choque estuvo lleno de goles, ocasiones, intensidad y emoción. No se llevaba ni dos minutos y ambos equipos gozaron de ocasiones, pero fue el Alba quien golpeó primero.

En el minuto 6 el cuadro visitante robó el balón en el campo majarero. Zozulia se hizo con el cuero y puso un pase al espacio para que Rei Manaj, con una perfecta mezcla de velocidad y clarividencia, se plantase en el área, encarase la meta rival y cruzase la bola. 0-1 y un comienzo inmejorable.

Pero la cosa no se quedó ahí. El equipo comandado por Ramis enseñó el colmillo y fue a por más. Así, en el minuto 11 le tocó a hacer gala de sus cualidades.

Tras una jugada bien trenzada por los nuestros, Álvaro Tejero demostró por enésima vez lo gran lateral que es y colgó un centro perfecto para que el ucraniano cabecease de forma apabullante y doblase la ventaja.

Inicio arrollador de unos jugadores que hacían las delicias de los aficionados albacetistas desplazados al Cerro del Espino.

A partir de ahí el Albacete supo jugar con su ventaja, frenar las acometidas rivales y esperar su oportunidad para atacar.

Esa ambición conllevó que, cuando se cumplió la media hora de juego, Zozulia volviese a aparecer al cabecear un córner botado por Eugeni.

El Rayo fue a por todas para que no se le fuera definitivamente el partido y en el 41 logró recortar distancias por medio de Manu Del Moral.

La segunda mitad no varió en cuanto a intensidad y ritmo. Ningún equipo frenó ni paró. El Rayo quería acercarse aún más en el marcador y el Alba matar el encuentro.

El cuadro local, que se juega la permanencia, apretó pero la defensa manchega respondió con la solvencia que le caracteriza. Aunque en el minuto 52 Óscar Valentín marcó el segundo gol de los madrileños tras rematar en el área.

Llegaron minutos de toma y daca en el que Tomeu y el entramado defensivo abortaron los ataques del Rayo. El Alba pudo marcar un cuarto gol pero el marcador no se volvió a mover y los hoy visitantes amarraron una meritoria victoria a domicilio para seguir soñando.

Ramis: “Seguimos mirando hacia arriba y peleando por un sueño”

Ramis lleva mucho tiempo hablando sobre la importancia y dificultad que tienen los puntos que se ponen en juego en las últimas jornadas, y el partido de hoy ha sido un claro ejemplo de ello. “Ahora mismo faltando lo que falta es una victoria muy importante por su peso. Nos acerca muchísimo al siguiente objetivo que es el Playoff. Vamos a disfrutarlo y el lunes tendremos otro partido durísimo. Seguiremos mirando hacia arriba para cumplir un sueño que tenemos todos. Eso pasa por seguir sumando y sobre todo de tres en tres.”

“Esperaba dificultades. Este partido, tal cual trascurrió la primera parte, en otro tramo de la temporada, no nos hubiese costado tanto. Pero la necesidad aprieta y más en su casa. Invitaba a pensar que con un gol se metían en el partido. La energía te la dan los goles, la necesidad también”, dijo sobre el encuentro.

“No hemos estado expeditivos o fuertes en esas acciones y se nos ha subido a la espalda. Hemos tenido que responder con cambios porque generaban juego interior y juego peligroso. Faltando cuatro jornadas, uno tratando de eludir la zona de descenso y otro jugándose el ascenso, ha pasado así”, añadió.

Y pese a algunos fallos, alabó la ambición de su plantilla. “Vemos de lo que el equipo es capaz, aprevechando la pegada que tiene y hemos hecho una primera parte muy inteligente a nivel posicional. Sabíamos que al jugar con carrileros íbamos a tener espacios por fuera con peligro. Han venido los goles y esperábamos que acumularan muchos jugadores en campo rival, son dominadores y así lo han hecho. Nos hemos protegido con los cambios, hemos estado blandos en los dos primeros goles y ha marcado el devenir del resto del partido. Hemos aprendido de hoy. Es muy difícil, a estas alturas ganar fuera de casa. Tiene un valor grandísimo a nivel deportivo para nosotros. La situación de Rayo es incómoda porque quedan pocas jornadas.”

Y concluyó agradeciendo a la afición el apoyo y emplazándola al próximo encuentro en casa. “Nuestro objetivo es el que es y pasa por sumar puntos. Le doy mucho valor y me alegro por la afición, que se siente orgullosa del equipo y lo persigue por algo. Hacía mucho calor, hemos respondido, tocaba competir y sufrir como se ha hecho y lo hemos hecho mucho durante la temporada. Nos ha calado ese mensaje. Quedan cuatro jornadas y vamos a luchar hasta el final por lo máximo posible”

Tejero: “Esta victoria es, en parte, gracias a la afición”

Tejero quiso enfatizar en el mérito que tiene ganar partidos como el de hoy a estas alturas de la temporada. “Sabíamos que iba a ser un partido difícil. Lo importante son los tres puntos y vamos a por el siguiente. En esta categoría, sea el partido que sea, se sufre. Íbamos 0 a 3, nos han recortado, nos ha tocado sufrir, pero lo hemos sacado adelante. Ahora mismo conseguir tres puntos fuera de casa es dar un golpe encima de la mesa. Ahora en casa ante un rival directo intentaremos sacar los tres puntos.”

Y es que el Rayo se jugaba mucho y lo demostró no bajando los brazos. “Es un equipo que a pesar de su lugar en la clasificación, son fuertes, en su campo aprietan, juegan bien al fútbol, te dominan, te hacen correr y el calor también aprieta. Era difícil sacar los tres puntos de aquí y hay que quedarse con eso.”

“Con el 0 a 3 puede existir algo de relajación, ha habido un bajón por el calor, pero hemos sabido sufrir”, añadió.

El lateral tiene los pies en el suelo pese al momento del equipo. “No vamos más allá del siguiente partido que es el Granada. Luego lo que tenga que venir, vendrá”

Y no quiso irse sin hablar sobre el gran apoyo de la afición. “Toda la temporada tenemos el apoyo de la afición y lo agradecemos. Estos resultados, en parte, son por ellos, y les damos las gracias”.