Y todo bajo el fin de fomentar la buena salud y un estilo de vida saludable en los municipios más despoblados. Así lo ha manifestado el alcalde de y presidente de la Red Española de Ciudades Saludables de la FEMP, .

“La red se centra en el envejecimiento de la población y los efectos de la despoblación, incorporando a las políticas municipales el enfoque de la salud”, ha asegurado. Y para ello es “fundamental” que se incrementen los recursos en los municipios que llevan a cabo “políticas preventivas relacionadas con el envejecimiento activo”, porque está demostrado por un estudio que elaboró la red hace tres años, que la incidencia de la utilización de estos recursos en la autonomía y el retraso en la entrada en la dependencia es “vital para prolongar la vida independiente”.

Y en este trabajo hay ya implicados 215 municipios que conforman la red y que representan a unos 20 millones de personas.

Puente también ha explicado que otro aspecto que trabajan es la calidad del aire para establecer planes de calidad en todas las ciudades de España que “mejoren la salud de los que viven en ellas”.

Por su parte, la directora general del IMSERSO, , ha explicado que desde el se han concentrado en la dependencia, “en apostar por invertir en las carteras de servicios ayudando a las comunidades autónomas a que la mejore con más recursos”.

En este sentido, ha señalado que este mes de agosto se ha superado el millón de usuarios de dependencia y “ahora invertiremos en que los tiempos de espera se mejoren”.

PREVENCIÓN DE LA SALUD

También ha asegurado que apuestan por la prevención de la salud, a través del programa ‘Ciudades Amigables’, gestionado por la , ayudando a quien puede “auto cuidarse” a través de potenciar diferentes formas de envejecer.

“Cada vez hay más octogenarios y hay que ver qué políticas se llevan a cabo para afrontar este reto sociodemográfico desde la idiosincrasia propia de cada región”, ha finalizado.

La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, , presente también en la inauguración de las jornadas, ha explicado que tanto el despoblamiento como el envejecimiento son “una realidad”, y desde la Junta se ha puesto en marcha un mecanismo “para combatirlo a través de la recuperación del Estado del Bienestar”, creando más consultorios, recuperando 20 escuelas rurales de las 70 que desaparecieron en la etapa anterior y, sobre todo, en el sistema de dependencia, que “además de dotar de autonomía a estas personas es una fuente de retorno de economía al generar empleo”.

La consejera ha recordado que se han “duplicado” el número de usuarios de Teleasistencia —que llega a más de 50.000 personas— y la ayuda a domicilio —con 15.000 hogares atendidos—.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Albacete, , ha señalado que Albacete en términos absolutos apenas pierde población, pero se está despoblando.

Por ello, ha asegurado que más del 75 por ciento de la población de esta provincia se concentra en cinco grandes municipios y el resto en apenas el 25 por ciento.

“En estas zonas la población está más envejecida, es una realidad que hay que afrontar y convertir en una oportunidad para que empecemos a hablar de repoblación”.