Se trata de un proyecto gratuito de terapia asistida con perros de acompañamiento para mujeres víctimas de violencia de género con el que se pretende alcanzar la recuperación psicosocial de las víctimas de violencia de género.

Además este proyecto se complementa con terapia a familiares, inserción laboral para las víctimas, actividades de difusión y sensibilización para la población y, particularmente en el ámbito escolar.

Del mismo modo, se difunde para mujeres del medio rural, así como actividades de colaboración para trabajos en beneficio de la comunidad y se desarrollan en un programa de voluntariado y actividades de formación, sensibilización y difusión en centros escolares, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Se trata de un proyecto sin ánimo de lucro que se apoya en perros adiestrados que potencian el sentimiento de seguridad en la usuaria, incidiendo muy positivamente en parámetros de aislamiento, miedo, autoestima o confianza, como base de la recuperación integral.

Los perros siempre llevan bozal y collar y no se adiestran en ataque o defensa, son herramientas de prevención física y psicológica (acoso, acecho) no reactivos a órdenes, en ningún momento se trata de una herramienta agresiva, siendo una herramienta que complementa la labor de los Cuerpos de Seguridad, en ningún caso la sustituye.