El presidente de una comunidad de vecinos de la capital denunció en la Comisaría que, tras haber realizado una comprobación del balance de cuentas de la comunidad que preside, había detectado la distracción de más de 41.000 euros por el administrador de fincas que gestionaba la comunidad, y que éste no había atendido el requerimiento para que justificara el destino del dinero.

Las investigaciones policiales efectuadas verificaron los hechos denunciados, lo que determinó la detención del administrador de fincas, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.