El Alba no es el equipo que más veces ha mantenido su puerta a cero esta temporada por casualidad. Tras un entramado defensivo, aparece un portero imperial que hoy ha dado un nuevo recital, probablemente el mayor de la temporada, siendo un muro infranqueable, frenando todas las acometidas aragonesas y, como guinda, atajando un penalti con el empate a cero que no solo mantuvo la igualada en el marcador, sino que además llenó de moral a sus compañeros para atacar y lograr la .

Los locales iniciaron el choque con ímpetu y ganas, buscando la meta manchega mediante ataques directos y balones al espacio. En el minuto 17 vimos la primera acción de mérito de Tomeu. El portero balear despejó un gran chut desde el corazón de su área. Con el paso de los minutos los visitantes lograron igualar fuerzas y llegar a los dominios zaragocistas.

La segunda parte empezó con un Alba más hecho y compacto, aunque seguían produciéndose las llegadas locales y las paradas de Nadal, que no bajaba el pistón. Con el paso del tiempo llegaron los cambios en ambos bandos. El Alba buscaba refresco en banda para aprovechar alguna de sus posibilidades de contraataque.

Los últimos minutos fueron un carrusel de emociones, instantes no aptos para cardiacos en los que ocurrió de todo y en ambas áreas. En el minuto 87, tras una nueva internada zaragocista en territorio manchego, el árbitro decretó pena máxima. Un mazazo para cualquier equipo, pero no en la gran noche de Tomeu Nadal. El portero no titubeó ni un poco, adivinó la trayectoria del balón y se lanzó raudo para alejarlo de su portería. Esa acción acabó siendo clave, y es que en el tiempo de descuento, cazó el balón en área maña y lo alojó al fondo de las redes.

Victoria de garra de un Alba que, de nuevo, se impone a domicilio en un gran feudo.

Ramis: “Hoy el fútbol nos ha devuelto lo que nos quitó en otras jornadas”

El entrenador del Albacete Balompié, , llegaba a sala de prensa contento por la victoria de su equipo, sobre la bocina, frente al Zaragoza. “A pesar de que las ocasiones más claras han sido del Zaragoza el partido al final ha caído de nuestro lado”. “Ellos han tenido la mejor oportunidad para adelantarse con el penalti y después nosotros hemos tenido un par de situaciones que lo hemos sabido definir. Ganar hoy no era fácil con un rival que aprieta, juega bien y deja pocas opciones. Aún así las hemos tenido y hemos aprovechado la última que se nos ha presentado”.

Ramis ha continuado su discurso explicando que “el empate hubiese sido lo más justo porque las ocasiones que han tenido ellos han sido provocadas por errores nuestros”. “Sabíamos que el rival iba a dominar y que nos iba a replegar en muchas ocasiones, pero hay muchas cosas que corregir por nuestra parte. Defensivamente lo hemos hecho bien pero ellos se han crecido con pérdidas nuestras. Tal vez hoy el fútbol nos ha devuelto lo que nos quitó en otras jornadas”.

El entrenador catalán ha admitido que si el Zaragoza hubiese estado acertado “evidentemente el resultado hubiese sido otro”. “Nosotros nos hemos pegado un par de tiros en el pie sin necesidad. Nos ha faltado control y algo de circulación en el campo rival. Las impresiones nos han podido costar caras”.

Ramis ha incidido en que “otras veces con muchísimos menos errores hemos perdido el partido, pero a base de insistir, confiar y gracias a un buen balón que hemos puesto en la última jugada ha aparecido el gol. También lo hemos intentado y lo hemos luchado”.

El Alba duerme en play off

Con este triunfo en La Romareda, el Albacete regresa al play off, ahora, con 25 puntos. “Tener media salvación en la mano tiene valor y nos da mucha confianza para seguir trabajando”. “Queremos llegar al parón liguero en una buena posición y comenzar la segunda vuelta mirando hacia arriba y no hacia abajo. Esperamos mejorar para ello”, ha concluido.

: “Nunca dejamos de creer”

Alberto Benito ha atendido a los medios de comunicación al término del partido en La Romareda. El tarraconense ha explicado que “el Zaragoza, en líneas generales, ha sido superior a nosotros”. “Es un equipo que en casa aprieta mucho y nosotros hemos venido a intentar contrarrestar su juego por dentro, algo que no era fácil porque tiene muy buenos jugadores. Es cierto que ellos han tenido una gran ocasión con el penalti pero afortunadamente Tomeu ha estado acertado. Para algo también están los porteros y en este partido ha vuelto a demostrar que es uno de los mejores de la categoría”.

El futbolista ha afirmado que en este Albacete “nunca dejamos de creer”. “A pesar de que no nos salgan bien las cosas o por mucho que apriete el rival, nosotros nunca dejamos de creer y al final, pues mira, se nos ha presentado esa oportunidad y nos vamos muy contentos”.

El Alba es “un equipo bien trabajado”

Alberto ha admitido que el Albacete “ha cometido muchos errores pero ellos tampoco creo que nos hayan avasallado con ocasiones por mucho que hayan tenido el balón”. El defensa considera que el Albacete “aunque tiene cosas que corregir” es un equipo “bien trabajado”. “

Por último, ha añadido que “el Albacete ha hecho partidos buenos en los que se ha ido de vacío y el fútbol nos ha dado hoy lo que nos quitó la pasada jornada”.

Tomeu Nadal: “Tenía estudiados a los lanzadores del Zaragoza”

Tomeu Nadal ha sido sin duda el gran protagonista del partido. El balear, en el 87’, detenía un penalti ante Eguaras y el posterior rechace, clave en la victoria de esta noche. Así describía la jugada al término del encuentro. “Tenía estudiados a los lanzadores del Zaragoza. Cano, Gabriel (Brazao) y yo habíamos decidido que con Eguaras era mejor ir a ese sitio. Por suerte nos ha salido bien tanto en el lanzamiento como en el rechace, así que contentos. Llevaba tiempo sin parar un penalti cuando es algo que trabajamos también mucho todas las semanas. Al fin y al cabo es un trabajo de todos”.

El balear ha explicado que en el rechace “he conseguido tapar la jugada por suerte porque cuando he visto que le caía otra vez el balón ni me lo creía”. “Tenemos que estar contentos porque conseguir tres puntos en un escenario de tanto prestigio es de mucho mérito. Hay que seguir confiando en este equipo”.

Vestuario unido

Con el pitido final muchos de sus compañeros han ido corriendo a abrazar al portero, un gesto que, según Tomeu, “demuestra lo que somos: un vestuario muy unido”. “Al final todo la defendemos y atacamos, hasta creo que el gol de Eddy lo hemos empujado entre todos para que entrara. El vestuario está muy unido y confiamos en el trabajo que hacemos todas las semanas”.

Al igual que sus compañeros, ha afirmado que hoy “se ha errado mucho en los pases y eso ha provocado que ellos presionaran en nuestro campo. Les hemos dado la oportunidad de estar cerca de nuestro área y es algo que tenemos que empezar a mejorar”, ha finalizado.