La venta del 96,04% de las acciones del Albacete Balompié (las que sumaban las sociedades Only one way, Blackpearl capital partners SICC y Residencial Cristo del Valle de Fuentealbilla) y la dimisión, en bloque, del han hecho efectivo el comienzo de una nueva etapa para el Club, tal y como ha explicado quien hasta ahora había sido su presidente, , que ha indicado que ambos acontecimientos se formalizaron el pasado viernes, 14 de julio, con el consiguiente “nombramiento por cooptación de los nuevos consejeros”, si bien será el próximo 18 de agosto (viernes) cuando se celebre una Asamblea General del Club en la que se producirá el nombramiento oficial del nuevo Consejo así como del nuevo presidente.

Skyline Internacional, nuevo máximo accionista de la entidad

El nuevo máximo accionista es el grupo Skyline International, representado especialmente durante las negociaciones con el Albacete Balompié en esta operación por Víctor Varela, que está llamado a convertirse en uno de los referentes en este nuevo proyecto deportivo emprendido por dicho holding de empresas de origen internacional que ha dado garantías más que suficientes a Garrido y su equipo para dar este paso hoy oficializado:

“Nosotros estamos satisfechos porque es un grupo que nos ha demostrado su solvencia económica y su capacidad para llevar adelante un proyecto en las mismas condiciones en las que nosotros lo veníamos llevando hasta ahora pero, además, lo que nos ha decantado por su opción ha sido la experiencia deportiva que este grupo tiene tanto en el fútbol español como internacional (son ya propietarios de clubes en primera división en países de Sudamérica con éxitos probados) y el hecho de que tiene un plan de expansión y de negocio para el Albacete Balompié que nos deja tranquilos y satisfechos, porque siempre habíamos querido dejar el Club en las mejores manos para que en el futuro siga creciendo y el Alba pueda tener un proyecto deportivo (a la vez, también económico) que le pueda llevar a luchar, por lo menos, por cotas más importantes”, ha señalado el ex presidente.

Garrido ha afirmado que dejan el Club “en manos de gente muy capacitada, profesional” y que quedan a su disposición “para cualquier cosa que necesiten”, si bien ha incidido en que todos los miembros del ya dimitido Consejo están ya “apartados al 100% de las tomas de decisión y de la gestión en la entidad”.

Garrido: “Nosotros nos vamos con la satisfacción del deber cumplido”

Echando la vista atrás hasta el momento de su llegada hace cuatro años, ha recordado que se encontraron un ‘enfermo terminal’ cuando llegaron: “Ahora dejamos un Club en la élite del fútbol español, que ha recuperado el prestigio que siempre ha tenido en sus 75 años de historia y que tiene un proyecto ilusionante en lo deportivo”, ha añadido.

“Nosotros nos vamos con la satisfacción del deber cumplido: vinimos hace cuatro años con una deuda de 18 millones de euros en el Club y la satisfacción que tenemos a día de hoy es que dejamos esto en manos de un grupo muy solvente y que, además, a 31 de julio, el Club (con el pago íntegro de la deuda a Hacienda, que hay que realizarlo para conseguir la inscripción y que está programado que así se haga) quedará saneado, con una deuda con accionistas y una deuda pequeña a largo plazo dentro del Concurso; con lo cual, la situación que encontramos hace cuatro años (habiendo estado dos años en Segunda y dos en Segunda B) es muy diferente a la actual: el Club es un club saneado y, en un año o en dos a lo sumo, podría tener deuda cero; eso garantiza la viabilidad del Alba y un futuro muy diferente al que nos encontramos cuando aterrizamos en la entidad”, ha relatado.

José Miguel Garrido ha señalado que los que preguntaban hace cuatro años a qué venían, hoy tienen una respuesta: venían “a sanear el Club, a aportar estabilidad, a hacer que el Albacete Balompié entrara en otro nivel y que recuperara el prestigio que había perdido”.

Garrido: “Nunca hubiéramos abandonado el Club si no hubiéramos encontrado una salida adecuada o si el Club hubiera tenido algún problema”

‘Seriedad’ y ‘responsabilidad’ que, tal y como ha reseñado Garrido, quedó nuevamente demostrada tras el descenso a 2ªB al fin de la temporada 2015/16: “Aun con el descenso, volvimos a reactivar la inversión e hicimos una plantilla competitiva que hizo al Alba regresar a la : nunca hubiéramos abandonado el Club si no hubiéramos encontrado una salida adecuada o si el Club hubiera tenido algún problema; creo que lo hemos demostrado durante los últimos cuatro años, y ya lo anunciamos durante el Play Off: si no encontrábamos a alguien capaz de llevar este Club a otro nivel, nosotros hubiéramos continuado aquí”, ha reiterado.

Garrido: “El momento en el que nosotros nos planteamos salir del Club es el momento en el que tenemos un problema con la Diputación”

Muy claramente Garrido señala en el calendario personal de su equipo de trabajo en la entidad un ‘detonante’ que ha acabado precipitando su salida del Club:

“El momento en el que nosotros nos planteamos salir del Club es el momento en el que tenemos un problema con la Diputación; los accionistas de referencia entendemos que no es la manera de tratar a inversores serios y comprometidos, y es en ese momento y no antes (independientemente de que hubiéramos tenido ofertas anteriormente) cuando nosotros nos planteamos la salida, pero nunca hubiéramos salido si el Club no hubiera quedado en buenas manos y no tuviera su futuro asegurado y garantizado”

Garrido pide “un voto de confianza” para los nuevos inversores y tiempo para que puedan demostrar que “vienen con un plan muy importante para el Albacete Balompié”

Pide “que la familia del unida” y que se dé “un voto de confianza a los nuevos inversores” para demostrar qué es lo que han venido a hacer aquí porque, ha reiterado, vienen con un plan muy importante para el Albacete Balompié en el que hay que dejarles, desde la unidad, margen para que demuestren ese trabajo.

Garrido ha señalado que él y su Junta Directiva siempre han gestionado “desde el respeto y sin reproches durante estos cuatro años, sin poner excusas ni acusar gestiones anteriores” y que, después de aquí, irán a otro sitio a continuar con su trabajo y a hacer lo que saben hacer, si bien antes no ha querido dejar de agradecer a muchos y “sin orden de importancia”, que han sido apoyo en el trabajo de estos años desde que Parra y Candel le hablaron por primera vez del Albacete Balompié.

Garrido: “La familia Iniesta apareció en el momento quizá más complicado del Club en sus 75 años de historia; cuando la familia Iniesta entró en el Alba, el barco estaba ya hundiéndose

“Sobre todo y en primer lugar, agradezco a quien hizo posible que nosotros llegáramos en esa situación tan complicada (y creo que justo es reconocerlo): la familia Iniesta, que apareció en el momento quizá más complicado del Club en sus 75 años de historia; cuando la familia Iniesta entró en el Alba, el barco estaba ya hundiéndose; subirse a un barco hundiéndose, poniendo esfuerzo, trabajo y su propio dinero y su propio capital… yo creo que merece que quede siempre en el recuerdo de los aficionados y de los abonados del Albacete Balompié; les doy las gracias porque desde el principio nos demostraron que eran personas absolutamente desinteresadas en lo económico y porque si él no nos hubiera dado su confianza, nosotros no hubiéramos podido estar aquí estos cuatro años”, ha apuntado.

Ha agradecido, igualmente, “a los patrocinadores y colaboradores que han estado en momentos difíciles”; y, muy especialmente, “a los trabajadores del Club”, de los que ha dicho que “son el corazón del Alba” y sin los que “hubiera sido imposible llegar aquí”. A ellos les ha mandado un mensaje de tranquilidad porque “el Club va a entrar en una nueva fase, mucho más ilusionante y que, desde luego, nada tiene que ver con la que nosotros acometimos hace cuatro años; mis gracias para todos los trabajadores y mi más sincero reconocimiento; los inversores nuevos van a hacer crecer el Club pero no hay nada sobre la mesa que les haga replantarse algo de la ‘actualidad’ del Club, y mucho menos con respecto a sus trabajadores”.

Garrido: “Los aficionados, los abonados… ellos son el alma de todo y les animo a que continúen apoyando a su equipo”

También el ya ex presidente ha dado las gracias a los medios de comunicación de la ciudad en su papel “generador de ilusión”; al ya dimitido último Consejo de Administración, que no ha recibido ningún tipo de remuneración económica durante este tiempo; a la plantilla (staff incluido) que, con compromiso y dedicación (y “superando tragos muy difíciles”), ha logrado los resultados donde todo lo demás se convierte en decisivo: en el campo y que, a día de hoy, conforman una base (cuerpo técnico incluido, cuya continuidad “está garantizada”) sobre la que los nuevos inversores pueden aspirar a cotas más altas.

Y por último, pero sobre todo lo demás, Garrido ha agradecido a la afición: “El Albacete Balompié es lo que es, y es interesante para los inversores y lo fue para nosotros, porque tiene una afición que es de las mejores de España; los aficionados, los abonados… ellos son el alma de todo y les animo a que continúen apoyando a su equipo” ha afirmado, emocionado y recordando alguna de las miles de anécdotas que asegura guardar de los seguidores del Alba.

José Antonio Iniesta: “Me voy con la satisfacción más grande que he tenido en mi vida después de estos cinco años”

Y también uno de los aludidos por el ex presidente ha hecho uso de la palabra. José Antonio Iniesta ha condensado estos años de periplo personal en el convencimiento de que “por unos cuantos” no volvería a hacer lo que hizo, pero que no se lo pensaría “por la afición”:

“Me voy con la satisfacción más grande que he tenido en mi vida después de estos cinco años; para mí fue un reto muy importante porque era mi tierra y lo sigue siendo… no soy rencoroso y le voy a pedir perdón a aquellos con los que crea que algunas veces he cometido algún error por mis formas de expresarme, pero siempre he sido muy transparente; se ha hablado muy mal de mí por parte de muchas personas y creo que yo nunca he sido así, pero los perdono porque ellos viven de lo que viven… y, como digo, no vendría nunca por algunas personas, pero sí vendría porque la afición del Alba es muy grande y yo sé que son cuatro los que a veces le dan giro a las cosas; sé que la gran mayoría sabe la labor nuestra desde el primer día: yo no vine a ser nada aquí, lo único que he hecho hasta el día de hoy ha sido poner dinero para que el Alba esté donde está hoy… de todas manera estoy agradecido, porque ver al Alba en Segunda es lo mejor que puede pasar”, ha explicado.

La ilusión del Alba se llama, ahora, ‘Skyline International’

Ambas partes (la que se va y la que llega) han estado “de acuerdo” en la toma más reciente de decisiones que ha habido en el club (por ejemplo, las relacionadas con la campaña de abonos) porque la entidad no se podía parar a la espera de estos acontecimientos. Garrido ha añadido que él y su equipo se marchan “satisfechos en todos los sentidos” (también en lo económico) con esta operación y que serán “un aficionado más” del equipo, “desde Gol Sur”, ha bromeado.

la cierta ‘pena’ y las incertidumbres que siempre genera algo así, una nueva etapa se abre para el Alba y para todos los que somos parte de él. ‘Show must go on’, y lo hará de la mano de Skyline International que, ya ha anunciado vía comunicado, por ejemplo, que entre sus metas ‘se establece la consolidación, crecimiento y desarrollo del Albacete Balompié como Club integrante de la , aspirando a convertirse en un referente en modelo de gestión tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. La prioridad será alimentar el orgullo que los aficionados sienten por formar parte de la familia del ‘Alba’ para devolver el nombre de Albacete al lugar que, por tradición y relevancia, sin duda, merece dentro del fútbol español’.

Será mañana cuando podamos poner rostros y más argumentos a esta idea a la que damos la bienvenida y que, a priori, ilusiona.