El Alba volvió a ver cómo se le escapaban los puntos en un choque en el que generó numerosas ocasiones para marcar y adelantarse en el marcador, pero en el que el cuadro local fue el que encontró puerta.

Desde el mismo pitido inicial los albacetistas buscaron la puerta gallega. Zozulia en el minuto 1 cabeceó un centro lateral que no entró por poco. Después fue el turno de Álvaro Jiménez, que enganchó la bola dentro del área, aunque el disparo fue despejado por el meta local. Pasaban los minutos y el dominio del Alba seguía siendo patente, con circulaciones fluidas y llegadas. El Lugo intentaba acercarse a la portería de , pero de nuevo fue el Albacete el que gozó de una gran ocasión, la más clara de la primera mitad, cuando en el minuto 30 estrelló el balón en el palo.

La segunda mitad fue más igualada, con ambos equipos atacando con mesura. El Alba intentaba controlar la pelota y dominar en campo rival. Pero cuando se llegó a la hora de juego se produjo el gran mazazo para los blancos. Cristian Herrera, tras una jugada trastabillada, anotó en área pequeña para los lucenses.

Ese gol no noqueó a los nuestros, que pese al duro golpe siguieron volcándose hacia el área rival, pero el empate no llegó y el Alba sufre una nueva derrota a domicilio.

Ramis: “Trabajamos con ánimo para revertir esta situación”

El entrenador del Albacete Balompié, , ha explicado ante los medios que su equipo ha merecido hoy mejor premio en el Anxo Carro. “Es muy frustrante irte de aquí sin nada”. “Cuando hemos tenido la oportunidad de marcar y al rival, relativamente, entregado en la primera parte no hemos acertado. Ellos han apretado en la segunda, pero en el grueso del partido Tomeu no ha tenido que intervenir. El equipo ha generado ocasiones y no ha hecho un mal partido, pero no nos han entrado”.

El míster ha continuado diciendo que “este deporte consiste en insistir una y otra vez y en seguir creyendo, pero el acierto hay que trabajarlo”. “Lo hacemos todos los días y cada vez lo reforzamos más, pero hay momentos en la temporada que son complicados y por unas cosas u otras el balón no entra, se va al palo, fuera… Hoy hemos generado varias acciones en las que normalmente no fallas, pero no han entrado. No hemos conseguido lo principal, que era puntuar, y ahora toca seguir reforzando a la plantilla y hacerles creer que son muy capaces”.

Falta de acierto

Ramis ha admitido que la falta de acierto “está condenando mucho al equipo”. “Ellos prácticamente no han generado peligro en todo el partido y en una acción desafortunada han logrado marcar. La sensación que tengo de las últimas jornadas es que tenemos que hacer muchísimas cosas bien y no fallar absolutamente nada para poder llevarnos algo. A pesar de todo confiamos y trabajamos para revertir esta situación”.

Posteriormente ha apuntado que la única manera de levantar esta situación es “trabajando fuerte y preparando el próximo partido con mucha ilusión”. “Todos volvemos tristes con un viaje largo por delante. Sé que estamos faltos de lo más importante y siempre analizamos mucho las situaciones y somos críticos, pero no queda otra que seguir insistiendo, mejorar y cambiar la dinámica”, ha finalizado.

Susaeta: “Es una derrota muy dura”

El capitán del Alba no ocultaba su tristeza por el resultado, más todavía tras la actuación de su equipo en la primera mitad. “Es una derrota muy dura, el vestuario está muy afectado, como es lógico. Hemos hecho una primera parte muy buena, con muchas ocasiones. Han sido muy claras, de todo tipo, pero no hemos hecho gol y en la segunda parte, en la primera llegada, nos hacen gol y no hemos sido capaces de empatar.”

“Es frustrante y duro. Este equipo trabaja día a día, tenemos un muy buen grupo que trabaja fuerte, un gran cuerpo técnico, lo estamos intentando de todas las maneras. Al final somos nosotros, los futbolistas, los que fallamos las ocasiones y los que tenemos que levantar esto. Solo nos queda mejorar mucho, tratar de ser más efectivos, de hacer goles”, continuó.

Susaeta espera que el equipo consiga mejorar en la finalización para que las ocasiones se conviertan en goles. “Ellos han dado un paso adelante en la segunda parte, jugaban en casa, pero no nos han generado demasiado. La clave fue la primera parte. Tuvimos ocasiones de todo tipo, debimos hacer gol. Tenemos que ser más exigentes con nosotros mismos. Es una derrota muy dura porque este no ha sido un partido para perderlo. Lo hemos perdido nosotros por nuestra falta de acierto.”