Ya se adivinaba el parpadeo de las luces que a lo lejos anunciaban el retorno del Albacete a la senda del triunfo. Tras dos empates en los dos primeros choques de la era en los que se vio un equipo compacto y luchador, los manchegos lograron una gran victoria, no exenta de épica.

El Alba no solo demostró personalidad por remontar, sino también por no dejar nunca de creer ni de buscar la meta rival. Y eso fue así pese a recibir un duro golpe en la primera mitad. Tras unos primeros minutos de dominó local y de claras ocasiones de peligro, fue el Numancia quien marcó en primer lugar. En el minuto 31, Sola cabeceó un centro lateral, el balón se envenenó y entró en la portería local.

El Alba lo siguió intentando hasta que se llegó al ecuador del partido, pero los goles se hicieron esperar hasta la segunda parte.

En el último acto los nuestros, con el empuje de la afición, lucharon y lucharon en pos de voltear la situación. El primer gran paso se dio en el minuto 54. Pedro ejecutaba de manera magistral una falta, superó la barrera e hizo el primero de la noche. Júbilo entre público y afición pero también cabeza fría para ir a por los tres puntos.

Y después de un carrusel de cambios y ocasiones, llegó en el minuto 77. Manu Fuster fue el más hábil en el área, se anticipó a todos y marcó en el área pequeña. La misión estaba cumplida pero no terminada. Minutos de lucha, garra y fusión con la afición cerraron un triunfo merecido y necesario.

: “Se está generando una ilusión que nos puede ayudar mucho”

El técnico del Albacete Balompié, Lucas Alcaraz, analizaba la importante victoria de esta noche frente al Numancia en rueda de prensa. “Se ha ganado porque se está generando algo, una ilusión, que nos puede ayudar mucho. La pelea abajo no es fácil, y aunque los actores son los jugadores, la ciudad, la afición, la prensa y todos son también actores importantes”. “No va a ser un camino fácil, pero todos desde nuestra posición tenemos que sumar y ayudar para salir de ahí”.

En cuanto al partido, Alcaraz ha declarado que “el equipo ha levantado un encuentro que no es fácil a base de fe y empuje”. “En los últimos minutos ellos se han venido arriba, pero nosotros no le hemos perdido la cara al partido en ningún momento. Hemos competido y sabía que el equipo estaba bien, hemos creído en nosotros y al final hemos logrado este premio que es importante”.

“Siempre hay que creer”

El míster ha explicado que hoy se ha ganado “a un equipo que es muy complicado, pero en esta categoría la línea que separa el ganar, del perder o empatar es muy delgada”. “Los partidos en esta categoría se deciden por muy pequeños detalles, no puedes perder en ningún momento la concentración y siempre creer”.

El granadino ha recordado que todavía queda mucha Liga por delante y que el camino es largo. Nunca hay que rendirse. “Nosotros no tememos a nadie porque sabemos que en Segunda hay mucha igualdad. Hoy puedo decir que hemos conseguido una victoria muy merecida”.

Alcaraz también ha querido agradecer a la afición manchega su cariño y apoyo al equipo esta noche. “No quiero buscar el halago fácil, pero el comportamiento de la afición hoy ha sido de diez y muy importante. Hay que dar las gracias por ese recibimiento y el apoyo en todo momento porque cuando se está abajo no es nada fácil”.

Preguntado, por último, por la que jugada que el colegiado ha revisado a través del VAR, el técnico ha confesado: “Cuando he visto que el árbitro revisaba la jugada de Caro en el VAR me he puesto a rezar, pero he tenido esperanzas de que no lo pitara. Gracias a dios ha sido así”.

Fuster: “Ha sido un triunfo de equipo”

Dos goles y una asistencia en los últimos tres partidos para un Manu Fuster que no ocultaba su felicidad en zona mixta. “Es para disfrutarlo porque hemos sufrido mucho. Esto nos da moral para seguir a todos. Ha sido un triunfo de equipo”.

“El equipo no merecía ir perdiendo, no nos crearon ninguna ocasión clara de gol, pero nos hemos repuesto bien. Hoy hemos vuelto a dar la cara. Estamos contentos”, aseguró.

“Al equipo y a mí le hacía falta que hiciera goles”, añadió.

Y concluyó con un mensaje optimista. “Estoy muy contento de tener la posibilidad de ayudar al equipo, con la confianza que me da el míster y los compañeros trabajo a gusto cada día”.

Pedro: “Nunca perdimos la fe en la victoria”

El autor del empate en el marcador, , ha explicado al término del partido sus sensaciones al anotar ese importante gol. “Tenía muchas ganas de que entrara el balón, de marcar y sobre todo de ganar. Los tres puntos eran muy importantes para nosotros. No le deseo a nadie lo que estamos pasando ahí abajo porque es una situación desagradable”.

El alicantino ha comentado a los medios que su gol está dedicado “a mi segundo hijo, que va a nacer dentro de poco y espero que salga todo bien”.

Cuestionado por el gol de Álex Sola que ha hecho temer lo peor entre los aficionados albacetistas, el centrocampista ha respondido: “Con el gol del Numancia, por un momento, se me ha venido el mundo encima porque no entendíamos qué teníamos que hacer más para ganar. Desde aquí felicito a todos mis compañeros y les digo que chapó porque todos hemos creído en la victoria, en nosotros y no hemos perdido la fe”.

Al jugador también se le ha cuestionado por la famosa jugada que el colegiado ha debido revisar en el VAR. “Cuando el árbitro ha ido a la pantalla he temido lo peor, pero ha aparecido la Virgen de Los Llanos para echarnos un cable y menos mal que al final el resultado se ha mantenido. Necesitábamos mucho esta victoria”, ha concluido.