En una convocatoria de prensa en el estadio municipal que ha dado comienzo con algo de retraso sobre la hora prevista (las 13:00 horas), quien ha sido hasta el momento presidente del Albacete Balompié, , ha comunicado oficialmente la venta del club al grupo Skyline, del que ha destacado su “solvencia” y su “experiencia en el fútbol nacional e internacional” y quien recientemente estuvo muy interesado y próximo a la adquisición del Elche C.F.

Garrido ha explicado que fue el pasado viernes, 14 de julio, cuando se produjo oficialmente la venta del paquete accionarial (del 96’04% de las acciones) y la dimisión en bloque del Consejo de Administración que él ha presidido, momento desde el cual éste “ya no tiene responsabilidad de los hechos a partir de entonces” ni vinculación alguna al Albacete Balompié.

El nombramiento oficial del nuevo Consejo de Administración así como del nuevo presidente tendrá lugar en una Asamblea General del club que ha sido convocada para el próximo 18 de agosto, viernes.

Garrido ha señalado que “la operación nos deja tranquilos por saber que hemos dejado el club en las mejores manos; es gente muy capacitada y muy profesional; por nuestra parte, podemos asegurar que nos vamos con la satisfacción del deber cumplido”.

El hasta ahora presidente del Albacete Balompié ha elogiado el comportamiento y la capacidad de sus interlocutores en el grupo inversor estos días pasados (caso de , llamado a ser el ‘hombre fuerte’ del nuevo proyecto); ha asegurado que no hubo ningún documento firmado en relación a esta operación realmente hasta hace “unos diez días” y ha avanzado que “los inversores nuevos van a hacer crecer al club y están en sintonía con la línea del proyecto del equipo y, por ejemplo, con la continuidad del cuerpo técnico”.

Garrido y su equipo se marchan “satisfechos por el deber cumplido”

Garrido ha señalado que los que han sido sus ‘compañeros de viaje’ en este camino en el Albacete Balompié durante estos cuatro años pasados en la ciudad, se van “satisfechos en todos los aspectos” (también en el económico). Ha afirmado que “el tiempo ha demostrado que somos inversores comprometidos y serios, y nunca hubiéramos abandonado el club de no haberle encontrado una salida adecuada” y ha explicado la trayectoria en la gestión de estos últimos años que ha permitido sanear la economía del club al que llegaron, ha recordado, en condiciones notablemente diferentes a las que tiene en el momento de su marcha.

Igualmente, ha indicado que el detonante por el que su Consejo de Administración dio el paso de plantearse abandonar el club fue la decepción que supusieron las tensas relaciones con la Diputación de Albacete y el ‘polémico’ (cuando menos) convenio entre ésta y la entidad blanca.

También Garrido ha aprovechado la ocasión para hacer agradecimientos a todos aquellos que le animaron a venir en su día (Parra y Candel, los primeros) y los que han continuado apoyándolo durante estos años, en especial, a la familia Iniesta, de la que ha subrayado que “llegó al Alba en el peor momento del club en sus 75 años de historia, y se subió al barco cuando se estaba hundiendo, eso nunca debemos olvidarlo”.

También ha dedicado palabras de elogio a los trabajadores del club, a la plantilla en su totalidad, a los medios de comunicación de la ciudad y, muy especialmente, a la afición del Albacete Balompié, de la que ha hablado con un cariño especial, recordando anécdotas que se refieren a una afición de otra categoría y de la que siempre se sentirá (él y su equipo de trabajo) “uno más” (“desde Gol Sur”, ha bromeado).

“Nos gusta el fútbol y, después de aquí, iremos a otro sitio a continuar nuestro trabajo que es lo que sabemos hacer”, ha señalado.

Por su parte, (también presente en la comparecencia), ha avanzado que se marcha igualmente “satisfecho y con la conciencia muy tranquila” después de este proyecto complicado que “no repetiría por unas cuantas personas, pero sí por la afición y por Albacete, que es mi tierra”, ha señalado.

Vídeo y ampliación, en las próximas horas.