Una campaña que tiene como objetivo principal concienciar a conductores y peatones sobre la importancia de no cometer distracciones y fomentar una conducción responsable, una vez que el uso del teléfono móvil mientras se conduce es un factor que multiplica por 4 el riesgo de sufrir un accidente, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Durante todo el año 2017, la Policía detectó 441 infracciones en el casco urbano y en lo que va de 2018 la cifra se sitúa en 317 por hacer uso del móvil de forma incorrecta durante la conducción.

La Policía Local de Albacete quiere lanzar un mensaje de concienciación y de reflexión a la ciudadanía, ya que la conducción exige toda la atención dadas las fatales consecuencias que se pueden derivar en caso contrario.

En ocasiones, los ocupantes del vehículo, los pensamientos y las preocupaciones personales, manipular dispositivos de un vehículo, el uso del móvil o apartar la vista de la carretera nos puede causar una fatalidad.

Por este motivo, la Policía Local de Albacete aconseja dejar a un lado las prisas y el estrés, mantener siempre el control de la situación y nunca apartar la vista del entorno afectado por el tráfico para conseguir una circulación y tránsito tranquila y segura por las vías urbanas.