Un congreso que en esta ocasión tendrá talleres de iniciación a la cetrería, fabricación de cascabeles artesanales y capirotería, así como un concurso de pintura rápida patrocinado por la Diputación Provincial de Albacete, según han informado la Asociación y el Ayuntamiento en una nota de prensa conjunta.

El carácter de este congreso internacional hizo que años pasados asistieran cetreros de países como Perú, , República Checa, Portugal, así como azoreros a nivel nacional.

Las jornadas transcurrirán con actividades como jornadas de caza, muestra de arte y artesanía, ponencias, mesas redondas, la recuperación de actos tradicionales cetreros.

Entre esos actos destacan la bendición de las aves de cetrería con su correspondiente acto religioso el domingo, 17 de noviembre, por la mañana, el acto de agradecimiento a las presas y el vuelo de honor, como recuerdo del uso como fedatario del azor por parte del príncipe don (Archivo histórico de Albacete, libro 12, Folio 4).

Este año el congreso está dedicado a Rafael Morea, un joven cetrero que falleció este año 2019 y que “con su ilusión y pasión” ayudó y colaboró para que este evento fuera un lugar de encuentro entre cetreros de todo el mundo.