Así lo ha manifestado Serrano este jueves durante la visita que ha hecho al Parque Municipal de Bomberos para presentar un nuevo vehículo del de la ciudad. “Así damos medios y herramientas a los trabajadores, y mejoramos en un servicio esencial para los ciudadanos”, ha explicado.

Se trata de un vehículo autobomba urbano ligero (BUL), “muy compacto y ligero”, que permite su uso de forma polivalente en varios escenarios, pero principalmente urbano ya que debido a sus dimensiones más reducidas “es capaz de entrar” por calles que otros vehículos del cuerpo tienen más complicado.

Además, está dotado con las últimas tecnologías tanto atender tanto en extinción como para el salvamento, con gran capacidad volumétrica en sus armarios para alojar la dotación necesaria, y cuenta con capacidad para seis bomberos y 1.500 litros de agua.

El coste total aproximado de este nuevo camión ha sido de unos 335.000 euros y con él se completa un parque móvil de 19 vehículos.

Por su parte, el jefe del , , ha añadido que esta adquisición está “diseñada a medida de nuestras necesidades para trabajar en el casco más estrecho” aunque actuará en todo tipo de intervenciones, por lo que viene preparado para primeras salidas o accidentes de tráfico.

Además es autosuficiente, de “primer ataque” y muy rápido para actuar en cualquier momento y en cualquier escenario. Según ha explicado, este es “el modelo” que se irá siguiendo, de forma que la intención es que cada dos años se pueda ir renovando la flota, para cumplir el objetivo de que en el año 2020 esté terminado “por completo el proyecto”.

Con esta nueva incorporación al parque móvil y con las plazas comprometidas desde el Consistorio albaceteño, según Cuevas, hay “un buen servicio contra incendios y presumimos en toda España”, por lo que “estamos dimensionados para el riesgo que conlleva el término municipal de Albacete”.