Así ha contestado el edil después de que el portavoz municipal de Ganemos Albacete, Álvaro Peñarrubia, haya lamentado las “numerosas deficiencias” cometidas por la empresa adjudicataria de las obras del centro y recogidas por un informe elaborado por los técnicos, incidiendo en que “el desconocimiento de los concejales del grupo Ganemos sobre el proceso de una obra pública les lleva a quedar en evidencia una vez más”.

El edil de Obras ha recalcado que, diariamente, visita y comprueba personalmente el desarrollo de los trabajos en el centro de la ciudad y mantiene contacto continuo tanto con los técnicos municipales como con los responsables de las empresas encargadas de llevar a cabo estos trabajos.

Garijo ha insistido en el “desconocimiento absoluto” del que hacen gala día tras día los ediles de Ganemos, ya que en cualquier obra “hay deficiencias, retrasos puntuales y parciales, según las incidencias del día a día, pero lo que hay que cumplir es el planning final”, y que para ello están las direcciones facultativas de las obras, “para hacer un seguimiento y comunicar las deficiencias que se localicen para subsanarlas”, seguimiento que por cierto, Ganemos en otras ocasiones “ha dicho públicamente que no se hace y se acaba de evidenciar que sí”.

Además, el responsable municipal se ha referido a la postura de “demonizar” a las empresas que trabajan para el Ayuntamiento, ya que es una “presión añadida” y no es razonable, ya que “cuando todo esté hecho se tomarán las decisiones oportunas”.

Ha añadido también que se trata de una obra “complicada” con incidencias sobrevenidas como las molestias a los niños del , a los comerciantes o los peatones, “pero lo que hay que hacer es favorecer que las obras se terminen para que podamos disfrutarlas todos y no entorpecer su transcurso”.

COMISARÍA

Acerca del nuevo ataque de Ganemos sobre la licitación del proyecto de la Comisaría de Simón Abril, el concejal popular ha detallado que, si Peñarrubia tenía miedo de que, por los plazos no se presentasen proyectos, el resultado ha sido de siete proyectos presentados (con la duda de si dos llegaron en tiempo y forma), y que, “la demostración de que este equipo de gobierno no tiene prisa, es que se ha suspendido puntualmente la licitación puesto que se ha detectado un error tipográfico administrativo que podría condicionar los criterios objetivos”. “Y aunque se publicó una nota aclaratoria en la plataforma de información, se ha decidido por transparencia y buen gobierno suspender la licitación porque todos los licitadores no eran conocedores de la misma”, ha afirmado.

Por todos estos asuntos, el edil ha rogado “seriedad, rigor y responsabilidad” al grupo municipal de Ganemos, y ha añadido “que sean vigilantes con la labor de gobierno, que es normal, pero que no jueguen a ser técnicos municipales”.