, concejal en el Ayuntamiento de Albacete y presidente de Somos Democracia en Castilla-La Mancha, ha denunciado que “la plaza de la calle Cruz se ha convertido en un vertedero de excrementos de perro”. El edil se ha mostrado indignado por el “pasotismo” del alcalde “por accidente”, , porque “no da soluciones ante el alarmante aumento de heces de perro en nuestras calles y plazas”.

Soriano ha afirmado que “esta situación es debido a la falta de limpieza y concienciación por parte de algunos vecinos del municipio, que incívicamente no cumplen con las ordenanzas municipales”. “Queda claro que las medidas son insuficientes para erradicar este grave problema de salubridad e higiene. Llevo más de dos años denunciándolo, para que el ponga soluciones, pero tanto mis peticiones como las de los vecinos caen en saco roto”, ha asegurado.

Asimismo, el concejal ha recordado que propuso al Ayuntamiento de Albacete implantar un censo con el ADN de los canes para recoger muestras de excrementos de la calle y analizarlas, con el fin de localizar a los dueños de los perros y multarles. “No hay más que darse una vuelta a pie por cualquier calle, plaza o avenida de Albacete, para comprobar que proliferan los excrementos de perro. El abandono de las cacas no es sólo un problema visual u olfativo, sino también es un tema de salud pública, cuyos principales grupos de riesgo son los niños y los mayores”, ha reiterado.

Desde Contigo Somos Democracia se promoverán campañas de concienciación y se modificará la ordenanza municipal para implantar medidas disuasorias, como el análisis de los excrementos, con el objetivo de que los propietarios, que no cumplan con su deber de recogerlos del suelo, se vean obligados a ello.