“Es necesario que la patronal se siente a negociar este convenio colectivo. En Albacete la patronal de aguas es la única que no quiere negociar ni seguir firmando convenios colectivos, no quiere seguir regulando las condiciones laborales de los trabajadores.”

“Este convenio afecta a alrededor de 200 personas que llevan un lustro con sus salarios congelados y sin que se negocie el convenio. Los trabajadores de aguas no se merecen esta situación.”