Este servicio lo asume la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha desde que el dejó de subvencionar a las compañías de transportes que lo prestaban en rutas consideradas como deficitarias, porque su explotación no cubría los gastos que se derivaban de la prestación del servicio, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

De ahí que la Junta de Comunidades garantizara este servicio entre destinos intracomunitarios a través de un contrato de prestación de servicios con una empresa, que concluyó el pasado 14 de agosto, y es con la entrada en vigor del nuevo contrato con otra adjudicataria cuando se ha producido esta situación.

El Ayuntamiento de Albacete ya ha analizado la situación actual con la Delegación provincial de la Junta de Comunidades, que se ha comprometido a que este servicio, que es crucial para las pedanías de la ciudad, se siga prestando tal y como se hacía hasta el pasado 14 de agosto.