Éste es, sin duda, un proceso continuo y de futuro al que se han sumado las 81 ciudades que hoy conforman la Red Española de Ciudades Inteligentes y que, a bordo de su coche (también inteligente, por supuesto) están visitando Pablo y Eduardo, hoy llegados a Albacete encargados de analizar qué se está haciendo en cada una de estas ciudades en este sentido.

Su gran objetivo es “difundir entre la Red lo que se está haciendo en estas 81 ciudades pero, lejos de establecer un ranking comparativo, esto es más un proyecto de colaboración: ver qué funciona en Albacete y exportar el conocimiento (tanto del Ayuntamiento como de empresas que desarrollen proyectos aquí) e intentar replicar esos proyectos exitosos en otras ciudades; y, al mismo tiempo, ver qué hay en otras ciudades que puede ser interesante aquí; es más una plataforma de comunicación, tanto a los ciudadanos como la Red Española de Ciudades Inteligentes, de qué se está haciendo”, ha concretado , uno de los promotores de la iniciativa ‘Mi Ciudad Inteligente’.

Los pasos que hacen de Albacete una ciudad cada vez más ‘inteligente’

En Albacete, gracias a la estrategia EDUSI de Desarrollo Urbanístico Integrado, cofinanciada mediante el programa FEDER de Crecimiento Sostenible 2014-2020 (con posibilidad de dos años de prórroga, hasta 2022), se han ido dando pasos interesantes a la hora de hacer más ‘inteligente’ la ciudad:

El concejal de Urbanismo del Constorio albaceteño, , ha explicado que “esta estrategia hace hincapié, sobre todo, en cuatro objetivos temáticos; uno de ellos (en el que Albacete se ha querido volcar) es el de ser una ciudad inteligente, sostenible e integradora; y como objetivo segundo, está el de mejorar el acceso, el uso y la calidad en la tecnología de la información y de la comunicación”.

Jerez ha concretado que “esto tiene un peso específico de alrededor de un 14% en toda la estrategia (lo que supone unos 2.5 millones de euros)” y que deja claro que “las políticas públicas tienen que ir orientadas a mejorar los sistemas de información y comunicación con el fin de facilitar el acceso a los ciudadanos a estos bienes y servicios (en el ahorro de la energía, en la movilidad sostenible, en la , en la atención a los ciudadanos… todo ello ligado a este concepto de ‘smartcity’ ”.

Bajo esa gran idea general, el concejal de Administración Electrónica en el Consistorio albaceteño. , ha relatado que primero se mejoró el sistema informático del Ayuntamiento (permitiendo centralizar todas sus Aplicaciones y compras y dotándolas de interoperabilidad); se implantó el sistema de Administración Electrónica a coste cero (tomando el modelo del de Diputación de Albacete) y, poco a poco, se ha ido logrando que personas con certificado electrónico puedan acceder desde casa a muchos trámites que antes requerían su presencia física.

Reina ha resaltado que también se ha mejorado el software de gestión del Consistorio y que se ha creado el Portal del Empleado, así como Aplicaciones que (por ejemplo) están permitiendo a los ciudadanos denunciar directamente el mal estado de algún punto concreto de una vía (incidencias que tienen, actualmente, un 80% de resolución).

En materia de movilidad, ha destacado la Aplicación que nos permite saber la localización y los tiempos del servicio de bus urbano que, además, se ha hecho accesible para más usuarios: “Esa App tiene una aplicación para las personas con discapacidad visual que permite actualizar las pantallas de tiempo y de ubicación a través de voz y que puedan acceder a los semáforos pudiendo pulsar a distancia la opción de cambiar el disco a verde para que puedan cruzar la vía cuando un invidente se acerca a ese semáforo; también tenemos implantado en los semáforos un sistema de retardo cuando detectan a los autobuses urbanos, de tal modo que prioriza el transporte público sobre el privado permitiendo que la conducción sea más eficiente y bastante menos brusca (de tal manera que no haya frenazos ni muchas interrupciones en el tráfico, priorizando siempre el servicio público)”, ha detallado Reina.

Importante ahorro económico y medioambiental de la mano de la sustitución de los sistemas de impresión del Ayuntamiento

Otro adelanto importante ha llegado de la mano de la optimización de la impresión y el escaneado de todos los documentos del Ayuntamiento (a raíz de la obligación de que los expedientes sean electrónicos); se ha sacado un concurso público (que ya está adjudicado) para sustituir todos los sistemas de impresión del Consistorio.

En este sentido, el edil de Administración Electrónica ha explicado que “el Ayuntamiento tenía un sistema un poco arcaico, con más de 400 y pico máquinas y más de 350 modelos diferentes… y lo que hemos hecho ha sido reducir las máquinas de impresión que existen, hacerlas vía contrato de leasing con mantenimiento y copia, lo que nos va a permitir ahorrarnos unos 3.500 euros al mes sobre la impresión (teniendo en cuenta que el Ayuntamiento imprime unas 500.000 hojas al año), lo que quiere decir que durante la duración del contrato vamos a estar en un ahorro por encima de 215.000 euros”.

Pero hay otro tipo de ahorros, los medioambientales, que también serán posibles al hilo de este concurso público: “ahorraremos unos 24.611 litros de agua; habrá 2.246 kg menos de dióxido de carbono emitido, 1.000 Kw menos de energía consumida y menos árboles talados (a razón de 108.000 hojas menos al año)”, ha pormenorizado Alberto Reina.

Pasos para ser una ciudad cada vez más inteligente que, por ejemplo, puede aportar al conjunto de la Red medidas interesantes como la que aquí se ha dedicado a la dinamización de nuestro comercio, al uso más eficiente del agua o al control del ruido en varios puntos de Albacete.