Así lo ha señalado al explicar las pretensiones del sindicato para encarar la negociación colectiva este 2018 en la provincia y ha concretado que tienen por negociar 10 convenios que afectan a 34.000 trabajadores.

Para Juste la negociación colectiva debe ser la “pieza clave del cambio social” y ésta ha de abordar también cuestiones como avanzar en la contratación indefinida y a jornada completa, en la salud laboral y en las políticas de igualdad.

Por su parte, el responsable provincial de Acción Social, , ha concretado que, de los 10 convenios que se negociarán este 2018, siete de ellos se denunciaron en diciembre y la próxima semana se constituirán las mesas de negociación.

Son comercio, metalisteria, reparación de vehículos, oficinas y despachos, vinícolas, transporte de viajeros y transporte de mercancías, que regulan las condiciones de 31.300 trabajadores. Además, se negociarán dos que vienen de 2017 y que son derivados del cemento y ebanistería, que afectan a 2.800 trabajadores, y se pretende desbloquear un convenio estancado desde 2012, que es el de captación de agua, que afecta a unos 250 trabajadores.

Jiménez ha expuesto que las propuestas que el sindicato va a plantear en las mesas de negociación, además de subidas salariales mínimas del 3 por ciento, son una mejor organización del trabajo, los permisos, descansos y conciliación, cláusulas de estabilidad en el empleo, y planes de igualdad en todas las empresas, independientemente de su tamaño.

La responsable de Acción Sindical en Comisiones Obreras Castilla-La Mancha, , ha informado de que este miércoles se celebra un plenario en materia de negociación colectiva y acción sindical en Comisiones Obreras Albacete y que obedece a que es “el momento de impulsar el diálogo social”.

Vidal ha insistido en que es el momento de negociar “un mejor y más justo reparto de la riqueza”, para que los trabajadores puedan “aumentar su nivel de vida y recuperar lo perdido con la crisis”.