El alcalde de Albacete, , y la concejala de Barrios y Pedanías, , han acompañado esta mañana a las vecinas y vecinos de Los Anguijes en la celebración de la XIII edición de la marcha cicloturista, que ha organizado esta pedanía dentro de su programa de Fiestas en honor a La Virgen de la y que se ha realizado bajo el lema de ‘Pedaleando por las enfermedades mitocondriales’. A través de esta iniciativa solidaria, se ha conseguido recaudar 1.043 euros, que serán donados íntegramente a la .

De hecho, la próxima semana, miembros del Equipo de recibirán en el Ayuntamiento de Albacete a los padres de una niña que padece una enfermedad de esta naturaleza, con el objetivo, tal y como ha asegurado Vicente Casañ, de “sensibilizar a la población de que esta enfermad rara no es menos importante que otras más comunes. De ahí la importancia de destinar fondos y recursos a la investigación sobre las causas y posibles tratamientos de estas enfermedades”.

Asimismo, durante su estancia en esta pedanía de la ciudad, Vicente Casañ y Ana Albaladejo han tenido oportunidad de escuchar las propuestas y peticiones del alcalde pedáneo de esta localidad, , al que los ediles municipales hicieron entrega de la bandera de Albacete, en compañía de numerosos participantes en la marcha cicloturista.

Casañ y Albaladejo también tuvieron oportunidad de recorrer las calles de Los Anguijes junto al alcalde pedáneo, para comprobar las necesidades de esta población y las inversiones que es preciso acometer, entre las que figuran mejorar la plaza y su parque infantil, acondicionar una de las entradas a la localidad y trabajar para hacer realidad un nuevo centro sociocultural. Peticiones y demandas que serán analizadas durante el transcurso de una reunión, que se celebrará en apenas unas semanas.

Los Anguijes tiene registradas en su padrón 87 personas, pero durante los meses estivales y, con mayor motivo, en el marco de la celebración de sus fiestas de agosto, ve cómo su población crece notablemente, porque son muchas las familias con orígenes en esta pedanía que aprovechan el verano para reencontrarse con sus raíces.