El primer edil se ha pronunciado así durante la clausura de la jornada técnica ‘Los retos del urbanismo en el ámbito rural’ organizada por el , en el marco de la asamblea anual de la Unión de Agrupaciones de Arquitectos Urbanistas de España, que ha acogido el Teatro Circo de Albacete.

Ahí, ha subrayado las repercusiones que el éxodo rural tiene en las ciudades, al tiempo que ha destacado el papel que tienen los urbanistas para lograr el difícil equilibrio entre el crecimiento urbano y la sostenibilidad. Asimismo, ha apuntado que hoy, superadas las “desaforadas burbujas en las que parecía no haber límites al afán por extenderse”, en las ciudades “miramos más hacia dentro, hacia lo que ya tenemos”.

En este punto, se ha referido a barrios consolidados de la ciudad, como Fátima y Franciscanos, en el Ensanche de Albacete, “con sus calles rectas y manzanas ordenadas sí, pero sin jardines ni plazas donde convivir”. “Ha llegado el momento de que les prestemos atención —ha dicho— que nos fijemos en esos pisos sin ascensor que se convierten en cárceles para los mayores; viviendas insostenibles energéticamente por falta de aislamiento; equipamientos sociales que den respuesta a las necesidades de los que habitan en estos barrios”, ha reflexionado en voz alta.

Casañ ha recordado que la Concejalía de Urbanismo, que dirige el concejal , que también ha estado presente en esta clausura, ha encargado la realización de un estudio previo para la redacción de un plan especial de reforma interior (PERI) en estos barrios y así determinar las medidas a adoptar para mejorar este barrio, el corazón de la ciudad, que concentra una buena parte de la población de Albacete, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

“La regeneración urbana, la rehabilitación de viviendas, la habitabilidad de nuestros barrios ocupa hoy nuestra agenda urbanística. Igual que también lo es avanzar hacia una movilidad más sostenible, avanzar hacia la peatonalización de las calles. Y, por supuesto, mantener el centro de la ciudad lleno de vida, que no sea solo un lugar donde se va a trabajar o comprar, sino que se mantenga habitado y para ello es fundamental que edificios singulares hoy en desuso, pongamos por caso nuestro , vuelva a tener vida”, ha concluido el alcalde.

La jornada ha incluido varias ponencias sobre las políticas comunitarias sobre territorio en ; las políticas territoriales de medio ambiente y paisaje en la escala regional; las nuevas formas de planificación territorial y urbanística; el paisaje como patrimonio y recurso para el desarrollo territorial y, por último, la tradición como herramienta de revitalización del territorio rural.

La celebración de este evento, que ha reunido a arquitectos urbanistas de toda España, concluirá este s*b ado con un paseo por la ciudad en el que se dará a conocer el desarrollo urbanistico de Albacete y su patrimonio arquitectónico. Dicho paseo concluirá con una visita al Recinto Ferial.