De primera mano, escuchando sus opiniones y recorriendo las calles a su lado, el alcalde, , y la concejala de Barrios, , han tenido la oportunidad de acercarse a la realidad de San Pablo, un barrio que si por algo se caracteriza es por el intenso sentimiento ‘sanpableño’ de sus vecinos.

Los responsables municipales se han reunido primero con , y , integrantes de la junta directiva de la de San Pablo, en un local vecinal situado en la calle Calatrava donde una a una han ido tomando nota de las peticiones vecinales, que pasan desde por mejorar los espacios municipales que utilizan las asociaciones del barrio para sus actividades a corregir deficiencias detectadas en los servicios públicos por los vecinos.

Tras esta reunión, Casañ y Albaladejo han comprobado la falta de accesibilidad del local de ensayos y actuaciones que tiene el barrio, situado en una primera planta de la calle , solo accesible mediante escaleras, y también han tomado conciencia de la necesidad de mejorar la climatización del local utilizado sobre todo para actuaciones y ensayos de baile. Una y otra necesidad serán estudiadas para tratar de ser atendidas en cuanto sea posible.

Otro compromiso adoptado por los responsables municipales con la Asociación de Vecinos es el de mejorar el parque infantil situado en la plaza del Pelibayo, el auténtico corazón de San Pablo, un barrio que ha ido creciendo a medida que las casas bajas daban paso a nuevas viviendas que han atraído a familias con niños, de ahí el intenso uso que se hace de espacios infantiles como el de esta plaza. Tanto el alcalde como la concejala de Barrios han recogido la petición de que la gravilla que amortigua las caídas en la zona de juegos sea sustituida por otra superficie más limpia, aprovechando el plan que se va a poner en marcha en toda la ciudad con cargo al contrato de mantenimiento de zonas verdes. Asimismo, también se reorganizará una de las zonas verdes de la plaza. La propuesta es delimitar una zona verde y reservar otro espacio como zona libre de juego para los niños, con el fin de que tengan un lugar donde jugar a la pelota sin causar molestias a otros usuarios.

La visita al barrio de San Pablo se ha terminado con el saludo a los usuarios del centro de mayores, que comparten edificio con la biblioteca municipal.