Presidido por el alcalde y presentado por la concejala de Igualdad, , al acto asistieron concejales de todos los partidos que conforman la , así como representantes de la , , y distintas asociaciones y colectivos de la localidad, que mostraron de este modo su apoyo a las mujeres víctimas de violencia de género.

Caridad Martínez Parra expuso que días tan señalados como s el 25 de noviembre, siguen siendo necesarios para promover el rechazo social a toda forma de violencia hacia las mujeres, “y concienciar a la sociedad que este es un problema de todos, que supone una violación de los derechos humanos, que atenta contra la dignidad de las mujeres que la sufren”.

Afirmó que actos como este deben servir para que todos asumamos la responsabilidad de acabar con esta lacra, “porque el silencio y la inacción nos hace cómplices. Compartimos el dolor y la indignación ante esta situación y manifestamos nuestro más profundo rechazo, pero queremos transmitir nuestro compromiso para ayudar a las mujeres que pasan por esta situación, a ellas y a sus familias, y decirles que no están solas”.

El acto contó con el testimonio de una mujer víctima de violencia de género. Valero, profesora de violonchelo de la Escuela Municipal de Música de , con una amplia y exitosa trayectoria musical, relató su experiencia, trasladado a los presentes el infierno de malos tratos vividos y la fuerza que le llevó a emprender un camino lejos de esa violencia.

Tras esto, la concejala de Cultura procedió a la lectura de un manifiesto a través del cual sensibilizar a la población sobre la necesidad de implicación de toda la sociedad para luchar contra la violencia de género.

Por último tomó la palabra el alcalde Alberto González, transmitiendo en primer lugar a Alicia Avilés su emoción por el testimonio escuchado, que reflejaba el sentir del público asistente al acto, indicando que hay que ser muy valiente para ponerse frente a un auditorio para contar el calvario y sufrimiento de una vida personal, agradeciéndoselo en nombre de toda la Corporación y de toda la sociedad de Villarrobledo, “para que otras mujeres que estén pasando por lo que pasaste y sigues pasando, porque eso deja secuelas, se atrevan a denunciar y sepan que no están solas”.

Para Alberto González, para denunciar esta lacra social vale cualquier tipo de acto, ya que lo importante es salir y hacerse visibles, mostrando la repulsa hacia todo tipo de violencia “pero sobre todo a esta que sufren muchas mujeres en nuestra sociedad”.

Remarcó que el Ayuntamiento de Villarrobledo tiene que ser perseverante en esta lucha, mostrándose solidario con las víctimas, “porque si no se denuncia, si no se visualiza el problema, no podemos ayudar desde las instituciones y con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del estado”.

Explicó que desde el Ayuntamiento, en los plenos ordinarios que se celebran todos los meses, se procede a leer el nombre de las víctimas de violencia de género, lectura que cada vez realiza un grupo político, con el fin de visibilizar el compromiso de la Corporación municipal con este problema, mostrando su deseo para que un día se deje de hacer, porque eso supondrá un éxito para toda la sociedad, al no haber víctimas.

Alberto González transmitió que hay que condenar a los verdugos, para que se queden aislados, de ahí la importancia de denunciar las situaciones de violencia de género, afirmando que “entre todos debemos ser capaces de desarrollar un pacto de Estado, y de desarrollar con recursos la nueva ley aprobada por las Cortes de Castilla – La Mancha, invirtiendo más dinero para luchar contra esta lacra social, porque debe ser una prioridad absoluta de cualquier gobierno de una sociedad moderna como es la nuestra”.

Felicitó el trabajo que se está desarrollando desde el , con un programa de charlas en los institutos de la localidad, en el que se les ofrece a los jóvenes unas pautas para detectar situaciones de violencia de género en su entorno, “porque la clave está en la educación de niños y jóvenes, ya que hay muchos eslabones hasta llegar al último, que es la situación de maltrato, y hay que identificarlos”.

El acto estuvo amenizado con la participación de distintos profesores de la EMM; que interpretaron distintas piezas musicales, cerrándose la tarde descubriéndose la placa con la que se da nombre a esta nueva sala habilitada en la Casa de la Cultura, que se denominará a partir de ahora ‘Sala Dulce Chacón’, en homenaje a esta escritora española que luchó por los derechos de las mujeres, visibilizando un problema que en su época estaba mucho más oculto.