Los trabajadores de que han tomado parte con contratos de seis meses de los planes de empleo del Ayuntamiento, así como del programa + 55, un total de 482, van a beneficiarse de la concesión de un cheque transición, con el fin de fomentar su contratación durante un año por parte de las empresas

El alcalde ha dado a conocer detalles de esta medida del gobierno regional, puesta en marcha a través de la Consejería de Economía y Empleo, que ya se está trasladando por carta a aquellas personas que se han beneficiado de estos contratos puestos en marcha en el Ayuntamiento de Villarrobledo.

Gracias a esta iniciativa, aquellas personas que hayan tomado parte en los planes de empleo puestos en marcha en Villarrobledo, así como en el programa ‘Garantía + 55’, durante esta legislatura tendrá derecho a un cheque transición, recibiendo un título nominativo con una ayuda económica para la contratación. De esta manera, la empresa que contrate durante 12 meses a alguna de estas personas, recibiría una ayuda mínima de 5.140 euros, elevándose esa ayuda hasta los 5.840 en el caso de que los contratados sean mujeres víctimas de violencia de género, personas con discapacidad o personas en riesgo de exclusión social.

Alberto González ha recordado que, cuando el PSOE asumió la alcaldía se encontró con que en Villarrobledo había 3.600 parados tras la etapa de gobierno del PP, entendiendo que era prioritario ayudar a los parados de larga duración, poniendo para ello en marcha los planes de empleo, en coordinación con la Junta de Comunidades y la Diputación de Albacete, invirtiendo alrededor de 1 millón de euros por año, en este periodo 2015-2019, con contratos de seis meses, englobados dentro del Plan Extraordinario por el Empleo de Castilla – La Mancha.

Ha remarcado que durante 2016, 2017 y 2018 han trabajado un total de 453 personas gracias a estos planes, de los que 361 se beneficiaron de contratos de tres meses, 102 dentro del Plan Local de Personas con Discapacidad, y 29 personas en el plan ‘Garantía + 55’, apuntando el alcalde que será 482 las personas que ahora se van a beneficiar de este cheque transición.

Alberto González ha incidido en que con esta mediad se pretende ayudar a los empresarios a contratar a parados de larga duración que hayan trabajado en estos planes de empleo, reintegrándolos de este modo en el mercado laboral, destacando en este punto la mediad puesta en marcha recientemente por el gobierno nacional de , subiendo el Salario Mínimo Interprofesional, algo que están haciendo todas las administraciones.

El alcalde ha destacado que hasta la fecha sean realizado en esta legislatura en el Ayuntamiento de Villarrobledo 945 contratos, apuntando que los compromisos electorales son para un periodo de cuatro años, y que por ello el presupuesto para 2019 contempla una partida para contratar a otras 300 personas, “por lo que cuando llegue el mes de mayo podré decir que como alcalde he sido capaz de poner en marcha alrededor de 1.300 contratos”, abundando en que cuando llegó a la alcaldía prometió la creación de 500 contratos, “y que fue algo que no cumplió, incluso en su etapa aumento el paro en Villarrobledo”.

Ha anunciado Alberto González que si revalida la alcaldía, ya que entienden que el proyecto ideal de un gobierno es para una etapa de ocho años, se compromete a crear durante la legislatura 1.500 contratos, “y lo podré hacer porque tendremos más dinero para inversiones, al haber reducido la deuda que nos dejó el PP de 40 millones de euros, y la vamos a dejar en 19 millones”, añadiendo que, si vuelven a gobernar, esa cifra actual de 1.800 parados se reducirá aún más.

Para el alcalde, en estos años se ha llevado a cabo un trabajo especial, al combinar las acciones puestas en marcha desde las administraciones públicas con la labor de las propias empresas, recordando que Villarrobledo es la segunda localidad de la provincia con mayor actividad empresarial, citando como ejemplo el trabajo que se viene realizando en los dos últimos años para el desarrollo de un plan de acción urbanística de la empresa Polalsa, donde gracias a las gestiones del equipo de gobierno municipal se está facilitando que pueda ampliar su industria.

Alberto González ha destacado que gracias a las ayudas que ofrecen las distintas administraciones, y a las facilidades que tienen los empresarios de Villarrobledo en el Ayuntamiento por parte del , “calculo que pueden generar durante la siguiente legislatura entre 400 y 500 puestos de trabajo, lo que sumado a los que ofrecerá el propio consistorio, elevaría esa cifra hasta 2.000 contratos”.

El alcalde ha ofrecido los polígonos a aquellos empresarios de Villarrobledo o de fuera que desee instalarse ellos, preguntándose qué hizo Valentín Bueno con el polígono ‘Eras de Santa Lucía’, afirmando que Bueno no destacó en ninguna materia en su etapa como alcalde, “porque no fue capaz de generar empleo, cerró y despidió en materia de educación, en sanidad nos quiso malvender el Hospital, mientras que nosotros estamos trabajando y cumpliendo aquello que planteamos hace cuatro años”.

Se ha referido a las reuniones que vienen manteniendo en las últimas semanas con distintos colectivos de la localidad para atender sus demandas, afirmando que si estos plantean propuestas razonables, realizables y serias, serán escuchadas para darles cabida en su programa electoral.

Alberto González ha resaltado que, en su visión de la política, no concibe un concejal o concejala que no quiera ayudar a la gente, y que eso es lo que se ha intentado hacer en estos cuatro años que lleva al frente del equipo de Gobierno Socialista, manteniendo el mismo discurso que tuvo en su día como candidato, incidiendo en que, ahora que existe crispación política sobre todo a nivel nacional y local, que provocan otros, él puede decir que jamás ha insultado a nadie, “otra cosa es que a la oposición no le guste mi discurso, porque yo hablo de las cosas buenas que he hecho por Villarrobledo. A la gente no le gusta que los políticos nos peleemos, y yo no concibo trabajar sin educación, no concibo el insulto por el insulto, y el pleno tiene que ser un ejemplo de educación, y por ello el que insulta no puede estar en ese pleno”.

Por último ha señalado que está contento “porque con todo este ruido que genera la oposición en los plenos, al final todo ese ruido se apaga y se silencia con propuestas buenas y con compromisos cumplidos”.