: “Con este convenio la ha demostrado su compromiso claro y decidido hacia los más desfavorecidos, solo tengo palabras de agradecimiento al equipo de gobierno de Carmen Bayod”.

La Concejal de Acción Social en el Ayuntamiento de Albacete acompañada por Enrique Encabo Cebrián Director del de Albacete y Francisco José Jiménez Director del Colegio Ave Maria, ha ofrecido una rueda de prensa con los responsables de ambos colegios que al ser concertados no se encuentran incluidos en la prestación del servicio de comedor escolar de la Consejería de Educación.

Eva Navarro ha comenzado su intervención asegurando que la Alcaldesa Carmen Bayod, consciente de la necesidad de ayudar a aquellas familias que se encuentran en una situación precaria, ha considerado la necesidad de prestar el servicio de comedor tal y como se venía haciendo por el Ayuntamiento hasta el curso pasado ya que dada la situación económica que actualmente están sufriendo las familias y teniendo en cuenta que estos colegios están situados dentro de la zona más desfavorecida de población, se hacía necesario tomar una decisión que garantice las necesidades básicas de alimentación de estos menores.

Por su parte los directores de los colegios Ave Maria y Diocesano han agradecido a la Alcaldesa de Albacete su implicación directa para que estos dos colegios tengan comedor escolar, demostrando su compromiso claro y decidido hacia los más desfavorecidos.

El Ayuntamiento de Albacete presentó el Proyecto urbanitas teniendo por objetivos principales la regeneración social y la lucha contra los factores de exclusión.

La concejal ha añadido que en el proyecto Urbanitas se contempla específicamente un conjunto de Medidas programadas en el Eje II INTEGRACIÓN SOCIAL E IGUALDAD DE OPORTUNIDADES. Por lo tanto desde el , se ha procedido a la contratación del servicio de comedores de estos dos colegios Diocesano y Ave Maria.

Este contrato tendrá por finalidad la prestación de Comedor Escolar en los Colegios Ave Maria y Diocesano, para el curso 2012 y 2013, con el objeto de cubrir las necesidades básicas de alimentación de estos menores, que se encuentran en situación de riesgo y exclusión.

Se ha calculado un número aproximado de 180 usuarios de 3 a 12 años, de los cuales 120 son alumnos del Colegio Ave Maria y 60 son alumnos del Colegio Diocesano. El importe estimado del gasto del contrato de este servicio será de un total de 157.132€.

Por lo tanto, afirma navarro, la Alcaldesa de Albacete cumple su compromiso de que ningún niño que lo necesite se va a quedar sin el servicio de comedor escolar y lo hace no sólo con esta medida que es la que afecta al área de influencia del Plan Urbanitas.

Otra medida, es la decisión de este equipo de gobierno de establecer un sistema de ayudas que suponga un apoyo económico a familias con menores usuarios del servicio de comedor escolar.

Para ello se ha adoptado una nueva medida de apoyo que se encuadra en el Eje de actuación “APOYO A LA FAMILIA, MENORES Y ADOLESCENTES”, del Plan Albacete Integra (2012-2014) con el objetivo de garantizar la necesidad básica de alimentación de los menores que se encuentran en situación de riesgo de desprotección, así como de las unidades familiares con menores en situación de riesgo de exclusión social.

En el marco de este proyecto, se considera Ayuda Familiar un apoyo económico, que se concede a las unidades familiares para la atención de necesidades básicas de alimentación de menores a su cargo (a través de ) y escolarizados en Educación Infantil y Educación Primaria.

Que tiene como objetivos:

-Facilitar apoyo económico a las familias de la ciudad de Albacete y sus pedanías, para la atención de las necesidades básicas de alimentación de los/as menores a su cargo, cuando se encuentran en situación de riesgo de exclusión social. -Ofrecer una medida de apoyo familiar para aquellos/as menores con carencias en la atención que implique riesgo de desprotección.

-Favorecer la asistencia efectiva de los/as menores al . -DESTINATARIOS Y CRITERIOS DE ACCESO:

Las unidades familiares destinatarias, son aquellas que tienen a su cargo menores escolarizados en Educación Infantil y Educación Primaria, cuando concurran alguna de las siguientes circunstancias y se cumplan estos compromisos:

Circunstancias:

  • Presencia de indicadores de riesgo de desprotección para el/la menor en el ámbito familiar (valorada por los Servicios Sociales).
  • Existencia de necesidades básicas de alimentación del/la menor que deban ser cubiertas.
  • Existencia de una situación de riesgo de exclusión social (valorada por los Servicios Sociales).
  • Que la unidad familiar no tenga derecho, ni sea beneficiario de otras prestaciones o ayudas para la misma finalidad. Es decir, aquellas familias en riesgo de exclusión social, que no estén recibiendo ya una ayuda para cubrir las necesidades básicas de alimentación.

Compromisos:

  • Aceptación por parte de los/as destinatarios/as, de la intervención de los Servicios Sociales de Atención primaria.
  • Asistencia efectiva de los/as menores al Centro Escolar. Medida para evitar el absentismo escolar…… la experiencia nos dice que los niños que acuden al comedor escolar presentan un menor índice de absentismo escolar.

La cuantía del apoyo económico a la familia será del 90 % (con carácter excepcional el 100%) del precio vigente establecido para el . Esto supone un pago mensual por parte de las familias de entre 5 y 10 euros al mes y nunca más de 20 euros, en caso de que la unidad familiar tenga varios hijos usuarios del comedor escolar. Para este programa el presupuesto es de 100.000 €.

Para un mejor funcionamiento de este programa, que además de un programa de Ayuda a la familia, también pretende controlar el absentismo escolar, debe existir una perfecta coordinación de los Servicios Sociales con los centros educativos.

Por otra parte la concejal ha matizado que las ayudas aunque serán nominales a la familia en cuestión, en ningún caso serán abonadas a la familia, si no a la empresa que presta el servicio de comedor escolar.