Así lo ha manifestado en un comunicado, tras la firma del protocolo de colaboración entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Diputación de Albacete mediante el cual se da el visto bueno a la construcción del Conservatorio Superior de Música mediante la cesión de terrenos de la UNED en Albacete.

Por otra parte, según el sindicato, puesto que en breve comenzarán a desarrollarse los distintos aspectos técnicos del mismo (licitación, proyecto, etc.) y dada las particularidades de estas enseñanzas de régimen especial, ANPE también solicita que la construcción “sea la adecuada a los requisitos que las aulas, auditorio, dimensiones, insonorización y condiciones ambientales precisan para un centro de este tipo”.

“Mientras tanto, nos encontramos que finaliza el curso 2017/18, y la situación en el Conservatorio sigue siendo caótica en cuanto espacios de docencia se refiere, pues el profesorado comparte centro, aulas, materiales e instrumentos con el . Además, se comparten espacios con el y el Cristóbal Valera, siendo más de 100 profesores y unos de 800 alumnos que tendrán que esperar lo que queda de este curso y el que viene para que se construya el centro”, han lamentado.

Ante esta situación, recuerda el sindicato que el director provincial de Educación, se comprometió el pasado jueves 7, tras la manifestación convocada por los alumnos del CSM y apoya por ANPE, a dotar del material necesario para un correcto inicio de curso 2018/19, salvando las deficiencias en instrumentos y materiales que precisa el profesorado del centro. “Este compromiso pedimos que se materialice cuanto antes”, han solicitado.

Desde ANPE manifiestan su satisfacción por el compromiso que finalmente han conseguido “arrancar” del director provincial de Educación y del consejero del ramo, Ángel Felpeto, “para que las condiciones laborales del profesorado y las condiciones ambientales en que reciben sus clases los alumnos, en un futuro inmediato puedan verse mejoradas con la construcción del nuevo centro”. Pero también han reseñado su intención de “denunciar los incumplimientos que se produzcan en plazos y condiciones que no sean las necesarias para que el conservatorio tenga el edificio que merece”.