El diputado del Grupo Parlamentario en las Cortes de Castilla-La Mancha, , ha criticado la negativa del gobierno socialista de Page a establecer un plan integral contra la plaga de conejos que disminuya los daños que esta especie causa a los cultivos de la región y compense los perjuicios económicos de las explotaciones agrarias de los profesionales del campo.

Martínez ha pedido lamentado que las diferentes propuestas del Grupo Popular a este respecto, hayan sido rechazada por el Ejecutivo de , lo que demuestra la política “destructiva que está llevando a cabo el equipo de gobierno socialista y su socio de Podemos con respecto al ”.

Antonio Martínez ha explicado que son numerosas las quejas que llegan cada día de agricultores que ven dañados sus cultivos de cereal y viñedo por la plaga de los conejos de campo, “por lo que ha llegado el momento de tomar medidas efectivas para proteger este sector tan importante para la economía de Castilla-La Mancha”.

“Hay dos plagas en Castilla-La Mancha; una la de las promesas incumplidas de Page; y otra la de los conejos, que tanto daño está haciendo en la Agricultura, ante un Gobierno cruzado de brazos”, concluyó.

RIÓPAR

Por otro lado, Antonio Martínez ha criticado la decisión de Geacam de desplazar el retén de bomberos forestales de la localidad hasta el paraje de Cañadillas (Molinicos), por las limitaciones que esto supone a la hora de actuar ante un incendio forestal.

Antonio Martínez advierte que la comarca de Riópar “se queda totalmente desprotegida en caso de incendio, pues ante una emergencia, las primeras unidades de tierra no llegarían hasta tres cuartos de hora después, lo que hace inviable actuar con celeridad, con el peligro que ello supone” y pide, por tanto, que el retén de Riópar vuelva a esta localidad.

“No sabemos los motivos reales de haber desplazado el retén hasta Cañadillas, donde está el soporte aéreo. Esto es consecuencia de los recortes y del único interés del Gobierno regional por colocar en Geacam a sus amiguetes”, dijo el diputado ‘popular’.

Martínez añade que “teniendo en cuenta que los trabajadores son del propio término de Riópar y que la comarca no debe seguir ni un minuto más sin el retén forestal que le pertenece, exigimos al gobierno de Page que haga algo, más allá de cruzarse de brazos, para solucionar un problema que consideramos grave y que requiere una solución urgente”.