José Perez Cuenca, presidente de , indicaba que las movilizaciones se realizarían el 6 de abril, si bien no han matizado ni como ni donde se realizarán, ya que según sus propias palabras “la situación en el campo está llegando a unos límites de aguante en agricultores y ganaderos que ya es imposible” que les lleva sin remedio a “salir a la calle y manifestar la desidia que se está llevando con políticas conservacionistas y de prometer y no hacer”.

Por su parte, el secretario regional de ASAJA, José María Fresneda, declaraba que “tenemos la fuerza de hacerlo porque tenemos la razón y la razón nos va dar la fuerza”, manifestando además que se desvincularán de cualquier acto en este sentido que pudieran realizar los partidos políticos, ya que quieren apartarse políticamente del trabajo que quieren desarrollar, “los desautorizaremos en todos los sitios donde aparezcan, los de a favor y los de en contra”, explicaba.

Igualmente ha declarado que el sector agrario “no puede seguir financiando las políticas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a ninguno de los niveles”, que el campo “no puede asumir la situación que ha generado la fauna silvestre en Castilla-La Mancha” con inmensos daños en cultivos provocados por conejos, ciervos, jabalíes, cabras montesas… y que por mucho que el consejero de Agricultura, y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, , haya declarado que se van a declarar de Zona de Emergencia Cinegética a los puntos más conflictivos autorizando la Caza, “eso no sirve para nada, si declara paga, el tratamiento es plaga, y las plagas tienen un tratamiento concreto, eliminar a los animales de los sitios donde se están generando esos problemas”, manifestaba Fresnada, añadiendo además el problema de los accidentes de tráfico causados por la fauna silvestre.

También ha declarado que no pueden aceptar que “a día de hoy sigamos sin tener un modelo de política agraria”, sin saber a que enfrentarse en la futura negociación de la PAC y solicitando un calendario de compromisos “que se cumpla”.

De la misma forma, el secretario regional de ASAJA ha solicitado que se realice un estudio sobre el agua que garantice el futuro de la región a 20 años, con 1.500 hectómetros cúbicos y 500 mil hectáresas de regadío.

Fresneda ha terminado declarando que llevan “ocho años donde se nos ha mentido y se nos ha faltado a la verdad”, y por estas razones se van a la calle porque quieren “poner patas arriba el campo de Castilla-La Mancha, y vamos a trabajar para conseguirlo”