David Giménez Sánchez, en nombre de la y Turismo de Albacete lamenta profundamente que el Ayuntamiento de Albacete, un año más, haya autorizado el botellón que se celebró ayer, con motivo de jueves lardero, en la zona del campus de Albacete.

6.000 jóvenes, entre ellos, menores, bebiendo sin control alguno, la suciedad que se ha generado, la cantidad de dinero que ha costado a las arcas del Ayuntamiento, la imagen que se ha dado al resto de España, etc., creemos que son motivos más que suficientes para que no se vuelvan a repetir este tipo de actuaciones. Es cierto que, la mayoría, ni eran menores ni estaban consumiendo alcohol o lo hacían de manera moderada, pero creemos que también había muchos menores de edad en condiciones lamentables.

Desde el sector hostelero, no entendemos como el Ayuntamiento permite el botellón Jueves Lardero y Feria, cuando el resto del año lo tiene prohibido porque entiende que no es bueno que esté autorizado. No es de recibo que lo que no es bueno para el resto del año, sí lo sea para unos días concretos. No entendemos cual es la justificación para este doble rasero del equipo de .

Cuando en nuestros establecimientos estamos acostumbrados a inspecciones periódicas de venta de alcohol a menores, de sanidad, de consumo o de medio ambiente, (con las que estamos completamente de acuerdo), no llegamos a comprender como se puede producir lo que ayer había en el camino hacia La Pulgosa y que nadie tome medidas al respecto; es más, se autorizó y se facilitó. En nuestros bares, nosotros controlamos la venta de alcohol a menores, (de hecho, prácticamente no hay actas al respecto), nos cuidamos de no servir alcohol al que va en malas condiciones, limpiamos la basura que se genera y evidentemente, no supone un coste añadido para los ciudadanos de Albacete.

Desde APEHT esperamos que el Ayuntamiento haya tomado nota y se replantee si merece la pena que imágenes como las de ayer se puedan repetir el año que viene.