Las asociaciones de usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (VMP) han convocado una manifestación el próximo domingo 22 de septiembre de 2019 a las 11:00 horas de forma simultánea en las ciudades de Madrid, , , , , Albacete y en protesta por la regulación que propone la DGT que impide el uso de estos vehículos por gran parte del territorio nacional. Además, con motivo del Día Mundial Sin Coche se reivindicará el uso de estos vehículos como alternativa sostenible a los coches.

Las protestas tendrán comienzo de forma simultánea en la Plaza de , en la Plaça de les Glòries de Barcelona, en la Plaza de España de Sevilla, frente al Ayuntamiento de Málaga, en la Plaza Cardenal Belluga de Murcia, en el Parque Abelardo Sánchez de Albacete y en la Plaza de Toros de León.

Los usuarios de estos vehículos, entre los que se incluyen los patinetes o monociclos eléctricos, después de pedir durante años una regulación para los mismos, denuncian que la normativa que propone la DGT hace inviable el uso de los mismos como una alternativa sostenible a los vehículos a motor fuera de las grandes ciudades y prohibirá el uso de la mayoría de los modelos que actualmente se comercializan.

La DGT ha elaborado una normativa sin contar con los usuarios, que parte del desconocimiento y de una visión errónea acerca de estos nuevos vehículos, al plantear que los VMP sólo se utilizan para trayectos cortos, cuando la realidad es que la mayoría de sus usuarios los utiliza como alternativa al coche para trayectos que superan los 5 km de distancia, de acuerdo con las encuestas que las asociaciones han realizado entre los usuarios.

Hasta ahora, la normativa existente ha considerado a estos vehículos como juguetes. Esto los ha obligado a circular por las aceras y ha provocado numerosos conflictos con los peatones, así como multas a aquellos que, para no poner en riesgo a los peatones, circulan fuera de las aceras. En los últimos meses, esta situación ha ido cambiando en las grandes ciudades, donde están siendo regulados con mayor o menor acierto. Sin embargo, la falta de una norma de ámbito nacional que fomente un uso responsable, provoca que todavía en la gran mayoría de municipios siga siendo obligatorio circular por las aceras a velocidad de peatón. Por ello, los usuarios solicitan que se les permita el uso de los carriles bici y la calzada, bajo las mismas normas de seguridad que actualmente se aplican a las bicicletas.

El Ayuntamiento de Albacete lleva ignorando dos años las peticiones de una regulación local equiparada a las bicicletas, para que los usuarios puedan tener un mínimo marco legal en el que ampararse, lo cual ayudaría a evitar accidentes y acoso por parte de los conductores de vehículos.